Efectos de la Equinoterapia sobre el sistema nervioso en niños

Desde hace mucho tiempo se reconoce el efecto terapéutico de las zooterapias para complementar el tratamiento de distintas discapacidades. La Equinoterapia es una de las formas más completas, puesto que brinda estimulación en diversas áreas, mejora la autoimagen, las habilidades sociales. Se aplica principalmente en los problemas locomotivos, pero también es eficaz en otras problemáticas.

El cerebro es en muchos aspectos, un órgano extraño, hasta tiempo muy reciente se creía, por ejemplo que carecía de reparación neuronal. En el adulto, las neuronas solo podían morir, jamás nacer, toda pérdida de neuronas era irreversible. La evolución no parecía haber dotado al cerebro de esta capacidad de regeneración que en muchísimos órganos demuestra ser tan útil.

Esta deficiencia se ha teorizado; el cerebro debía ser estable, para que recuerdos y pensamientos pudieran conservarse durante toda la vida. Entre los años 1970 y 1980, algunos estudios, largos y delicados de llevar a la práctica, habían realizado la proeza de poner de manifiesto el nacimiento de células en el cerebro de ratas adultas. Pero la cantidad de nuevas neuronas era tan ínfima -dos o tres por animal- que no consiguió hacer vacilar la teoría de la estabilidad del cerebro.

Durante los años siguientes y a través de la biología celular se había alcanzado tal grado de sofisticación que las observaciones se habían multiplicado en todas las especies, desde la musaraña hasta el hombre, observándose en el adulto la génesis de muchas neuronas, aunque solo en algunas zonas del cerebro parecían tener esa capacidad.
Pero, ¿no están en interacción permanente con otras zonas, a priori más estables? ¿Cómo explicar la neuroplasticidad de sus conexiones según los postulados de la antigua teoría?
Aun sin esperar respuesta a esta pregunta fundamental, se abriría una perspectiva en el campo de las aplicaciones terapéuticas: ¿sería posible engendrar neuronas a voluntad en caso de necesidad natural? Para llegar a esto, en primer lugar habría que descifrar las etapas de esta neurogénesis natural. En el tejido nervioso del embrión, ya hace tiempo se había identificado el papel de las células generadoras, las llamadas células madres.
En el adulto no fueron aisladas hasta 1992, pero desde entonces los investigadores van de sorpresa en sorpresa: estas células no están localizadas en la zona donde se observa neurogénesis.
¿Para que sirven? Misterio. Igualmente sorprendente es este reciente resultado: células madre tomadas del cerebro del embrión de ratón son capaces de producir… ¡células sanguíneas! ¿Es posible la manipulación inversa? De serlo, ¿permitiría disponer de una fuente casi inagotable de neuronas? Si bien los trasplantes de células nerviosas, tomadas de embriones humanos, están en fase de ensayo clínico, las potencialidades de las células madre vuelven a alcanzar con fuerza los debates éticos. Generalmente se cree que todas las neuronas de nuestro cerebro están en él desde el nacimiento.
Este hecho se considera una característica esencial del cerebro de los mamíferos, así en la edad adulta, todos los procesos de aprendizaje se organizan en el marco de un cerebro anatómicamente estable, y la muerte de neuronas a consecuencia de una lesión o de una enfermedad provoca déficit permanente. Pero ahora sabemos que este dogma no es totalmente exacto. En todas las células de mamíferos estudiadas, incluido el hombre, ciertos tipos de neuronas continúan produciéndose durante toda la vida. La existencia de esta neurogénesis podría modificar las teorías del funcionamiento cerebral.
A pesar de que se abre perspectiva a la reparación del cerebro, la neurogénesis de la edad adulta modifica el modo de contemplar el funcionamiento normal del cerebro. Desde hace algunos años, van observándose más y más signos de la neuroplasticidad anatómica en el cerebro adulto, a varios niveles y principalmente en lo que se refiere a la forma y el número de sinapsis.

¿Qué es la Neuroplasticidad?

El cerebro es un órgano plástico y acorde a ello cambia constantemente: en sus circuitos neuronales como resultado de la relación del individuo con el medio que lo rodea, físico, emocional y social. Esta capacidad se denomina neuroplasticidad, es decir, es la adaptación del SNC para minimizar los efectos de las alteraciones estructurales o fisiológicas, sea cual sea la causa originaria. Esta capacidad, si bien se experimenta toda la vida, su recuperación depende de la edad, extensión de la lesión, rehabilitación, factor ambiental y psicosocial.

El grado de neuroplasticidad depende de factores intrínsecos y extrínsecos:
Intrínsecos
– Edad.
– Área afectada.
– Rapidez de la instauración de la enfermedad.
– Mecanismos de reorganización cerebral.
Extrínsecos
– Factores ambientales.
– Factores psicosociales.
– Orientación rehabilitadora.

Hay dos tipos de Neuroplasticidad:
Neuroplasticidad anatómica o estructural (sistema secundario al cerebro): es fenómeno común en las sinapsis en la que tanto los estímulos fisiológicos como las condiciones del entorno pueden dar origen a cambios morfológicos y numéricos.
Neuroplasticidad funcional: es la neuroplasticidad sináptica axonal que no tendría utilidad práctica, si el ciclo funcional no se completa por la acción de los neuro-transmisores específicos.

La Neuroplasticidad se modifica:
Por edades:
– Cerebro en desarrollo.
– Cerebro en período de aprendizaje.
– Cerebro adulto.
Por patologías:
– Patologías en lesiones motrices.
– Patologías en lesiones sensitivas.
– Patologías en la afectación del lenguaje.
– Patologías en lesiones que alteran la inteligencia.

En la neuroplasticidad influyen:
– Factores biológicos y psicológicos.
– Actitud.
– Refuerzo más por parte de su entorno más cercano.
– Autoestima e independencia.

¿Por qué la Equinoterapia?

La utilización de animales, y concretamente de los caballos, como agentes terapéuticos es una opción ampliamente desarrollada desde hace años y en continua expansión en la actualidad.
Puede considerarse como un nuevo apartado de la Medicina Física, puesto que ofrece un conjunto de técnicas alternativas y complementarias rehabilitadoras complejas aplicables a un gran número de cuadros discapacitantes, fundamentalmente del aparato locomotor. Incluye diversas técnicas a desarrollar mediante metodologías programadas. En el campo de la cinesiterapia, la hipocinesiterapia facilita la estimulación y la reeducación de patrones motores, así como la normalización de reflejos posturales. Se engloban aquí actuaciones cinesiterápicas pasivas, asistidas, que incluyen facilitaciones neuromusculares propioceptivas y activas.
Porque es un método terapéutico, una coterapia, ya que utiliza el caballo dentro de un abordaje interdisciplinario en el área de salud, educación y deporte, mejorando el desarrollo biosicosocial de los pacientes.

Las técnicas de la equinoterapia son siempre triangulares, en un esquema de actuación en el que se interrelacionan el paciente, el caballo y el terapeuta, mientras este último da las directivas, la formación del binomio jinete-caballo interactúa llevando a cabo la biodinámica de los movimientos desde el jinete al caballo y viceversa.

La ambivalencia simbólica del caballo obliga a tener muy en cuenta el modo en que, inicialmente y en etapas sucesivas, se efectúa el encuentro entre el caballo y el paciente, ejemplo:

  • Acto de sacarlo de la cuadra y llevarlo a un prado, a una pista o a un corral.
  • Observación de cómo se mueven, y se desplazan, cómo comen o se abrevan.
  • Aproximaciones y contacto inicial por el costado, la cola, la cabeza y la boca.
  • Traslado del animal de un lado para otro. Junto a él, llevándolo de las bridas, guiándolo por la voz o el gesto.
  •  Monta y desplazamiento sentado a horcajadas en dirección a la cabeza o la cola, o bien lateralmente; tumbado boca arriba o boca abajo donde se lleva a cabo un participación activa de el sistema osteoartromuscular.
  • La equinoterapia está basada en la neuroplasticidad, utilizando al caballo como instrumento.

Para comprender el efecto de la equinoterapia en el sistema nervioso, nos situamos ante uno de los órganos de los sentidos: sistema óptico, ya que a través de nuestros ojos sincrónicamente tenemos una visión panorámica y tridimensional porque recibe, procesa todos los estímulos, especialmente los luminosos y los transforma en impulsos fotoeléctricos para formar imágenes en el cerebro, junto a los ojos está en alerta el resto de los sentidos como son audición tacto, olfato y gusto.
Si bien los primeros receptores de estímulos externo son los sentidos, el proceso interno se lleva a cabo por las vías sensitivas y motoras que lo conducen al córtex, cuerpos neuronales agrupados en capas en el cerebro. Mientras el córtex motor primario es el responsable de la generación de impulsos neuronales, que controlan la ejecución de los movimientos, el córtex suplementario se encarga de planificar y coordinar los movimientos complejos, logrando una auto regulación del comportamiento.
Simultáneamente funciona el tálamo, estructura situada en el centro del cerebro (formado por 80 núcleos), el gran filtro de los estímulos antes de llegar a la corteza, los núcleos de conexión específicos, inespecíficos y de asociación que actúan dando respuestas emocionales al medio ambiente interno y externo; y juega un papel importante en la expresión facial de sentimientos y emociones.
Junto a ellos están los núcleos basales: caudado, estriado, pallidum, putamen, que están en la base del cerebro y están interconectados con la corteza, tálamo y tallo cerebral (centros de la vida vegetativa), estos son los que controlan los movimientos voluntarios realizados de forma inconsciente en el que se involucra al cuerpo entero en tareas cotidianas, rutinarias.

Finalmente trabaja el cerebelo, que procesa la información de otras áreas del cerebro y de receptores sensoriales, con el fin de indicar el tiempo exacto para realizar los movimientos coordinados, suaves del sistema esquelético; regulando el tono (aumentando o disminuyendo) para facilitar la realización de los movimientos voluntarios; mientras el sistema vestibular mantiene el equilibrio y los ajustes del reflejo vestíbulo ocular, mientras el espinocerebeloso controla la ejecución de músculos agonistas y antagonistas durante el movimiento.

Observamos:
– Coordinación – Sincronía motora.
– Metría: medida.
– Diadococinesia: ejecución voluntaria alternativo y rápido de movimientos sucesivos y sus antagónicos.
– Sinergía : tono – atención.
– Sensibilidad : dolor, tacto, temperatura.
– Sensibilidad profunda: dolor propiocepción (sensaciones corporales), presión, vibraciones espaciales, estereognosia, percepción en el espacio. Somatognosia (imagen corporal).

¿Por qué el caballo?

El caballo es un animal dotado de un gran número de capacidades físicas y socioemocionales potencialmente desarrollables. Desde el punto de vista estrictamente físico biomecánico, con el caballo se logra una serie de beneficios motores aplicables a las actuaciones cinesiterápicas.

1. Por su base física diferenciada
Ya que sobre el caballo, el sujeto se encuentra por encima de su propia altura y se adapta a una superficie redondeada y móvil distinta a la horizontalidad del suelo, de los asientos y de los hechos, incluidas las camillas de tratamiento fisioterapéutico. Asimismo, percibe unas condiciones ambientales con un cierto componente antigravitacional, intermedio entre el aéreo convencional sobre el terreno y el acuático de las piscinas y bañera de terapia física.
La base de sustentación del sujeto se desplaza desde el apoyo plantar bilateral de configuración rectangular al triangular (delimitado por ambas tuberosidades isquiáticas y el pubis) de asiento sobre el animal, con distribución simétrica de la carga corporal. Esta nueva postura consigue liberar los miembros inferiores de los superiores con respecto al tronco, lográndose una especie de ruptura biomecánica que facilita la reestructuración de los esquemas motores del cuerpo y la instauración de nuevos patrones cinéticos en condiciones ontogenéticas favorables para el desarrollo y perfeccionamiento neuromuscular.

2. Espacio sensorial inédito para el jinete
Sobre el caballo se logra una nueva interpretación del entorno, ya que el jinete se enfrenta a él desde otro punto de vista, con lo que se modifica su abordancia y su territoriedad.
El medio físico resulta más fácilmente dominable desde lo alto del caballo, menos inmediato y agresivo, por lo que a partir de estas experiencias se puede manejar de otra forma. El caballo en movimiento ofrece la posibilidad de llevar a cabo una educación complementaria de la mirada en lo referente a la búsqueda activa de objetos, discriminaciones figura – fondo y proporciones relativas, en función de las distancias y las perspectivas. Lanzar y recoger objetos desde el caballo, parado o en movimiento desarrolla experiencias psicomotrices diferenciadas.

3. Asiento reactivo desde el que se impulsan vectores de fuerza mesurados y rítmicos
El caballo se mueve al paso, proporcionando al jinete una relajación constante y progresiva durante la terapia; por su movimiento cadencioso, repetitivo, tridimensional estimula el S.N., músculos y articulaciones. Cada paso del caballo completo impone dislocaciones de la cintura pélvica del jinete del orden de los 5 cm en el plano vertical, horizontal y longitudinal y una rotación de 8° para un lado y para el otro.
Cada paso del caballo produce desde 1 a 1,25 movimiento por segundos, en 30 minutos de trabajo el jinete ejecuta entre 1800 a 2250 ajustes osteoarticulares que son transmitidos al cerebro vía médula y al resto de las estructuras nombradas, con una frecuencia de 180 oscilaciones por minuto, esto genera una gama de estímulos propioceptivos y extereoceptivos que actúan en algunos nuevos aprendizajes y nuevos eneagramas psicomotores.

¿Por qué el caballo?

Porque como todo animal herbívoro, no posee agresividad, ya que tiene pulsaciones que oscilan entre 30 a 40 latidos por minuto, transmitiendo al jinete: relajación, tranquilidad y armonía.

“Porque desde la Psicología genera sensaciones placenteras, aumento de la concentración, de la autoestima y emociones, a través de la relación con el entorno físico y social”.

“Porque desde el punto de vista social, permite la integración, cooperación, actividad lúdica, paciencia, concentración, contención, sentido de responsabilidad y autoconfianza”.

¿Cómo se trabaja?

Priorizando básicamente lineamientos técnicos que partan de un correcto asiento (postura), la sincronización del binomio (caballo-jinete), el trabajo en las marchas (paso, trote, galope) los ejercicios y las actividades propuestas por los terapeutas en cada caso en particular.

Se implementan programas utilizando distintas técnicas de equitación y actividades ecuestres, aplicando metodologías acorde a las patologías de los alumnos, desde las graves como Parálisis Cerebral, microcefalias, como así también, Síndrome de Down, Esquizofrenia etc.; tratando que a través del deporte y sin darse cuenta puedan lograr una rehabilitación. Recordando un lema: Tenacidad y continuidad acorde a los objetivos planteados.

Fuente:

Liliana Urrutia. Maestra Normal Nacional. Profesora en Ciencias Naturales, Postítulo en Educación para la Salud (Universidad Nacional de Rosario). Licenciada en Educación para la Salud (Universidad Nacional de Rosario).

http://www.elcisne.org/noticia/efectos-equinoterapia-sistema-nervioso-nintildeos/3742.html

Foto: http://deporteysalud.hola.com/deporteparaninos/20140421/hipica-para-ninos/

TDAH – El futuro de la Evaluación Neuropsicológica

El 10 de Mayo pasado, en Madrid, España, se reunieron expertos de distintas partes del mundo en un evento internacional sobre: El futuro de la evaluación del TDAH.

El Neuropediatra Manuel Antonio Fernández, de Sevilla, participó de este evento, debido a que él desarrolla actividades de formación a familias y a profesionales ya sea de forma independiente o en colaboración con otros centros, empresas, asociaciones, colegios o profesionales.

Habitualmente, las actividades de formación no es algo que difunda a través de su web pero está desarrollando un nuevo servicio de formación especializada sobre neuropediatría centrado inicialmente en TDAH y orientado especialmente a colegios, asociaciones y familias.

Desde el inicio de su actividad en la consulta privada ha contado con avances tecnológicos que le han permitido poner a disposición los últimos avances en relación a  evaluación, diagnóstico y tratamiento del TDAH.

Tanto es así, que fue el primero en contar en Andalucía con el Test AULANESPLORA, de realidad virtual para la evaluación del TDAH. Este test, desarrollado por la empresa española Nesplora, supuso un cambio revolucionario en la manera de evaluar el TDAH y en la forma de poder enseñar los resultados de las dificultades del niño con  explicaciones claras, sencillas, coherentes y fáciles de entender para todos.

Desde su puesta en el mercado, este test ha sufrido muchos cambios y avances con la intención de adaptarse al máximo a las necesidades de los profesionales y los pacientes. Tanto es así, que desde aquel primer día en el que cadquirió todo el equipo ha habido muchos cambios importantes y siempre a mejor.

Lo último, es un avance técnico importante. Ahora AULA no utiliza gafas de 3D convencionales, ha pasado a las gafas del Samsung Galaxy. Esto, además de mejorar la calidad visual y técnica del test, evita que haya cables y mejorar aún más la percepción por parte del niño. Simplemente, la tecnología colabora  día a día.

 

El sistema AULA analiza el comportamiento del niño dentro de una clase escolar virtual. La prueba es percibida inicialmente como un juego, en el que hay que realizar una tarea mientras se presentan diferentes distractores típicos de un aula escolar.

El test evalúa los factores que determinan la existencia de TDAH:

  • Atención sostenida
  •  Atención dividida auditiva y visual
  •  Impulsividad
  • Actividad motora excesiva (Hiperactividad)
  • Tendencia a la distracción (usa un sensor de movimiento)
  • Velocidad de procesamiento

Como resultado final, el sistema devuelve un informe de evaluación que ayuda al clínico a realizar un diagnóstico más preciso y seguro.

Es muy importante diagnosticar y evaluar el déficit de atención y la asociación que realiza en cada niño con la memoria visual, auditiva, a corto plazo y a largo plazo, lectura, escritura, comprensión, razonamiento, pensamiento emocional,  habilidades sociales, etc.

Este test enfatiza y colabora para poder realizar un adecuado tratamiento en esos aspectos mencionados y conseguir paliar los retrasos por la falta de atención, estimular y desarrollar la atención al máximo dentro de las posibilidades de cada niño.

 

 

Fuentes:

elneuropediatra.es

centrozubikoapsicologos.com

Piezas de lego con Braille

Se trata de unas innovadoras piezas de Lego, producidas por la Fundación Dorina Nowill (INSTITUCIÓN PRIVADA SIN ANIMO DE LUCRO) para Ciegos de San Pablo, Brasil. Dicha Institución se dedican a la rehabilitación, calificación profesional, entre otras cosas, como así también a la producción del  Libro Hablado, Digital y Libro Braille.

Su objetivo, con esta propuesta es que los niños que sufren una discapacidad visual aprendan a leer y escribir mientras se divierten jugando con estas herramientas educativas que estimulan su creatividad.


Se ha modificado el diseño clásico de las piezas incorporando todas las letras del alfabeto Braille para poder formar palabras con ellas.
Actualmente see encuentran ampliando la producción de estos juguetes inteligentes para que más niños puedan tener la oportunidad de aprender jugando.

Fuentes Consultadas:

http://www.braillebricks.com.br/en/

http://www.fundacaodorina.org.br/

Actividades Lúdicas para promover la escritura en los niños

A medida que los niños van creciendo y comienzan a desarrollar su habilidad motriz fina para aprender la escritura de números y letras. En sus primeros ensayos observamos solamente rayas, lo cual con el pasar del tiempo la escritura será mejor. Mientras eso sucede, podemos intentar que el camino al aprendizaje de la escritura se transforme en una actividad emocionante y entretenida.

El dibujo es clave en el desarrollo de esta tarea. Dibujando, un niño estará practicando la capacidad para organizar su pensamiento. El contacto con el lápiz y la intensidad de los trazos, favorecerán al dominio de esta destreza, y como paso a paso se va lejos, después de que el niño se familiarice con el dibujo, ya será hora de empezar con el aprendizaje de las vocales. La escritura se forma a través de las palabras, y éstas de las letras del alfabeto.

Comezar por las vocales puede ser más fácil para su vocalización. Los padres pueden trazar con su hijo las vocales en un papel en blanco, una y otra vez, hasta que el niño las consiga escribir todas él solito. Aprendidas las vocales, el siguiente paso será las consonantes. Es importante que los padres enseñen que cada consonante posee su respectivo sonido. Pueden trazarlas, una a una, en una hoja de papel en blanco, hasta que el niño las hagan solito.

El próximo paso será hacer que el niño una las letras y forme sílabas, y de las sílabas, palabras muy cortas como “vaca” o “papa”‘, siempre asociándolas con un dibujo, para que el niño asocie siempre la palabra con su imagen correspondiente. La tarea de escribir está muy asociada con la lectura.

Para estimular la escritura en el niño es aconsejable no aferrarse a errores como faltas de ortografías o de organización. Los niños necesitan, para comezar, de ánimos y de confianza, les debemos facilitar distintos materiales como hojas en blanco, lápices, y todo el material posible, siempre que el niño lo demande. El escribir “florecerá” cuando menos lo esperan.

Disfrutar la escucha de un cuento

Una linda historia que escuchar y luego escribir. Podemos sugerirle al niño que pronuncie una lida historia para que nosotros la escribamos, como por ejemplo: un paseo por la laguna, aunque dudemos que funcione porque él todavía no sabe escribir, sí, funciona porque de esta manera podremos reforzar la relación entre lo que habla y lo que  escribe, ya cuando él va aprendiendo a escribir podemos ser nosotros quienes narremos la historia y él escriba.

Los niños aprenden mientras observan

Organice con su hijo un diario, a los niños les fascina hablar sobre sí mismos, con un diario aprenderá a hablar de forma escrita sobre él, aunque se le hagan difíciles algunas letras, intente acostumbrarlo a escribir en un cuaderno dos o tres palabras cada día.

Juegos en la bañera

Tenga crayones de baño al alcance de su hijo para que  pueda dibujar o escribir en la bañera. También existen letras de goma para el baño con las que los niños pueden jugar. Pueden incorporar una letra nueva cada semana y también incorporar libros que se pueden leer en la bañera.

Galletas de letras

Se pueden utilizar cortadores o moldes de galletas con forma de letras, puede animar al niño a ayudarle a hacer las letras mediante el uso de los cortadores, o el niño puede elegir las letras que se van a utilizar para las galletas. No importa si aún no conoce todas las letras, simplemente puede pasarle una y usted le indica su nombre.

Armar un libro juntos

Con dibujos y/o garabatos realizados por su pequeño comience a organizar un libro, pídale su ayuda para pegarlos en trozos de cartulinas de colores que formaran cada página del libro, dígale que le describa cada dibujo, con un cartón grueso realizarla portada del libro y permitirle que la decore a su gusto, verán lo divertido que será para él.

Jugar con un abecedario sobre pizarra imantada

  • Deletrear y escribir será divertido para su hijo practicando con letras magnéticas.
  • Ensayar con el movimiento.

Utilizar masa o arena para escribir letras o números

Pueden tomar una bandeja de madera de unos 2 cm de profundidad no muy grande, llenarla con cualquier material como brillantina o arena con la ayuda del niño, en esta caja podrá trazar números, letras y hasta formar palabras. También puedes utilizar masa para hacer galletas para que el pequeño utilice sus manos para formar letras y números.

Escribir juntos

Cuando realice la lista para ir al spuermercado, dejar que el niño se siente junto a usted darle un lápiz y una hoja de papel para que escriba su propia lista de mercado y usted pueda hacer otras actividades, de esta manera el niño aprenderá la importancia de la escritura en la vida diaria.

Cabe destacar que cualquier oferta lectora novedosa, lúdica y concreta en niños pequeños incrementará el gusto por las letras y el posterior disfrute de la escritura y lectura como adulto. Todo depende de nuestra imaginación al momento de ofrecerle recursos para este aprendizaje.

Fuentes Consultadas:

Bases curriculares de la educación parvularia, octubre 2001. Gobierno de Chile.  www.mineduc.cl

www.conmishijos.com/

unesdoc.unesco.org

Fuente Fotos:

papasabordo.com

www.crdionisiaplaza.es

okbebe.com

Síndrome de Asperger y diferencias con el Autismo

SÍNDROME DE ASPERGER, ¿QUÉ ES?

Es un trastorno del desarrollo cerebral muy frecuente (de 3 a 7 por cada 1.000 niños de 7 a 16 años),
que tiene mayor incidencia en niños que niñas.
Aparece como diagnóstico en el DSM IV Diagnostic and Statistical Manual(Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales en su cuarta edición en 1994 de la Asociación Psiquiátrica Americana. Y ya en el DSM V manifiesta que los pacientes con un diagnóstico bien establecido según el DSM-IV de trastorno autista, enfermedad de Asperger o trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otro modo, se les aplicará el diagnóstico de Trastorno del Espectro del Autismo.

asper

Es decir, que hoy en día un paciente diagnosticado con Síndrome de Asperger, ya no se diagnosticaría como tal sino estaría dentro del Trastorno del Espectro del Autismo.

La persona que lo presenta tiene un aspecto normal, capacidad normal de inteligencia, frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas, pero tiene problemas para relacionarse con los demás y en ocasiones presentan comportamientos inadecuados.
La persona Asperger presenta un pensar distinto. Su pensar es lógico, concreto e hiperrealista. Su discapacidad no es evidente, sólo se manifiesta al nivel de comportamientos sociales inadecuados proporcionándoles a ellos y sus familiares problemas.

 

CARACTERÍSTICAS DEL SÍNDROME DE ASPERGER:

HABILIDADES SOCIALES EMOCIONALES:

2

.Se relaciona mejor con adultos que con los niños de su misma edad.
.No disfruta normalmente del contacto social.
.Tiene problemas al jugar con otros niños.
.Quiere imponer sus propias reglas al jugar con sus pares.
.No entiende las reglas implícitas del juego.
.Quiere ganar siempre cuando juega.
.Le cuesta salir de casa.
.Prefiere jugar sólo.
.El colegio es una fuente de conflictos con los compañeros.
.No le gusta ir al colegio.
.No se interesa por practicar deportes en equipo.
.Es fácil objeto de burla y/o abusos por parte de sus compañeros, que suelen negar a incluirlo en sus equipos.
.Dificultad para participar en deportes competitivos.
.Cuando quiere algo, lo quiere inmediatamente.
.Tiene dificultad para entender las intenciones de los demás.
.No se interesa por la última moda de juguetes, cromos, series TV o ropa.
.Tiene poca tolerancia a la frustración.
.Le cuesta identificar sus sentimientos y tiene reacciones emocionales desproporcionadas.
.Llora fácilmente por pequeños motivos.
.Cuando disfruta suele excitarse: saltar, gritar y hacer palmas.
.Tiene más rabietas de lo normal para su edad cuando no consigue algo.
.Falta de empatía: entender intuitivamente los sentimientos de otra persona.
.Puede realizar comentarios ofensivos para otras personas sin darse cuenta, por ejemplo: “que gordo”.
.No entiende los niveles apropiados de expresión emocional según las diferentes personas y situaciones.
.No tiene malas intenciones en sus actos.Es muy sincero.
.Es inocente socialmente, no sabe como actuar en una situación. A veces su conducta es inapropiada y puede parecer desafiante.

HABILIDADES DE COMUNICACIÓN:

.No suele mirar a los ojos cuando habla, le cuesta sostener la mirada a una persona.
.Interpreta literalmente frases como: “malas pulgas”.
.Se cree aquello que se le dice aunque sea disparatado. Asociado una pensamiento concreto.
.No entiende las ironías (A ti no te gustan los helados), los dobles sentidos, ni los sarcasmos.
.Habla en un tono alto y peculiar: como si fuera extranjero, cantarín o monótono como un robot.
.Posee un lenguaje pedante, hiperformal o hipercorrecto, con un extenso vocabulario.
.Inventa palabras o expresiones idiosincrásicas.
.En ocasiones parece estar ausente (como en la luna), absorto en sus pensamientos.
.Algunas veces habla mucho, otras veces no.
.Se interesa poco por lo que dicen los demás.
.Le cuesta entender una conversación larga.
.Cambia de tema cuando está confuso.

HABILIDADES DE COMPRENSIÓN:

1

.Le cuesta trabajo entender el enunciado de un problema con varias frases y necesita que le ayuden explicándoselo por partes.
.Tiene dificultad en entender una pregunta compleja y tarda en responder.
.A menudo no comprende la razón por la que se le riñe, se le critica o se le castiga.
.Tiene una memoria excepcional para recordar datos, por ejemplo: fechas de cumpleaños, hechos y eventos.
.Aprendió a leer solo o con escasa ayuda a una edad temprana.
.Su juego simbólico es escaso (juega poco con muñecos)
.En general demuestra escasa imaginación y creatividad.
.Es original al enfocar un problema o al darle una solución.
.Tiene un sentido del humor peculiar.
.Le es difícil entender cómo debe portarse en una situación social determinada.
.Presentan problemas de atención.

INTERESES ESPECÍFICOS:

.Está fascinado por algún tema en particular y selecciona con avidez información o estadísticas sobre ese interés. Por ejemplo, los números, vehículos, mapas, clasificaciones o calendarios.
.Ocupa la mayor parte de su tiempo libre en pensar, hablar o escribir sobre su tema de interés.
.Suele hablar de los temas que son de su interés sin darse cuenta si el otro se aburre.
.Repite compulsivamente ciertas acciones o pensamientos. Eso le da seguridad.
.Le gusta la rutina. No tolera bien los cambios imprevistos (rechaza un salida inesperada).
.Tiene rituales elaborados que deben ser cumplidos. Por ejemplo, alinear los juguetes antes de irse a la cama. Denota rigidez cognitiva, con dificultades para flexibilizar su pensamiento.

3

HABILIDADES DE MOVIMIENTO:

.Poseen problemas de motricidad fina, se refleja en la escritura.
.Posee una pobre coordinación motriz.
.No tiene destreza para atrapar una pelota.
.Tiene el niño un ritmo extraño al correr.
.Tiene problemas para vestirse.
.Le cuesta abrocharse los botones y cordones de los zapatos.
.Dificultades en actividades de educación física.

LAS DIFERENCIAS PRINCIPALES ENTRE EL TRASTORNO DE ASPERGER Y EL TRASTORNO AUTISTA CLÁSICO DE KANNER

El autismo fue descrito por vez primera por el psiquiátra Leo Kanner en 1943. Desde ese entonces se han hecho numerosos aportes desde la pediatría y la neuropsicología infantil, y han aparecido numerosos autores que han descrito casos de autismo que difieren del autismo descrito por Kanner, aunque se asemejan, por lo que ahora se prefiere no hablar de “autismo” sino de “Espectro Autista”, un universo sindromático que incluye, entre otros tipos de la enfermedad, al “autismo clásico” o “Autismo tipo Kanner”.

Kanner emplea el término para indicar la incapacidad de estos sujetos para establecer relaciones, basándose en el antecedente de Bleuler, quien definió a principios del siglo XX al autismo como “la retirada activa al terreno de la fantasía” que se evidencia en el paciente esquizofrénico, o sea, “la retirada de relaciones” que es un signo clínico cardinal en la esquizofrenia.

El trastorno de Asperger parece tener un inicio algo posterior al del trastorno autista, o por lo menos es reconocido un tiempo después o más tardío a diferencia del Autismo.

4

Se pueden evidenciar dos diferencias significativas entre Autismo y Síndrome de Asperger:

1.- Los niños y adultos con Síndrome de Asperger no presentan deficiencias estructurales en su lenguaje, tienen limitaciones pragmáticas como instrumento de comunicaciones, prosodias en su melodía (o falta de ella ). Las personas con Autismo tienen dificultades en los procesos del Lenguaje

2.- Los niños y adultos con Síndrome de Asperger tienen capacidades normales de inteligencia y frecuentemente competencias o habilidades extraordinarias en campos restringidos sobre un cierto tema de su interés.

ALGUNAS DIFERENCIAS ENTRE EL SÍNDROME ASPERGER Y EL AUTISMO DE ALTO FUNCIONAMIENTO.

 autismo-vs-asperger

El diagnóstico es más tardío en el Síndrome de Asperger. Y el pronóstico en general es mas positivo.
Los déficit a nivel social y de comunicación son menos severos. Las deficiencias en la interacción social pueden ponerse de manifiesto en el contexto de la vida escolar. Previamente no se identifica con claridad.
Los intereses restringidos son más agudos, con temas bien específicos.
En relación al Coeficiente Intelectual Verbal es mayor que el Coeficiente Intelectual Funcional. En el Autismo, el caso es inverso.
Se observa frecuentemente torpeza o rigidez motora.
En la vida adulta, los sujetos con este trastorno pueden experimentar problemas relacionados con la empatía y la modulación de la interacción social. Aparentemente, este trastorno sigue un curso continuo y, en la mayor parte de los casos, se prolonga durante toda la vida.

Bibliografía:

1- De Ajuriaguerra, J. Manual de Psiquiatría Infantil, Editorial Masson, Barcelona, 4a edición, 1973.

2- DSM IV. Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales en su cuarta edición en 1994 de la Asociación Psiquiátrica Americana.

3- DSM V Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales en su quinta edición de la Asociación Psiquiátrica Americana.

Desarrollan una prótesis que devuelve el tacto

Más que un implante, es una extensión del cuerpo: la conexión entre hueso, nervios y músculos hace que el usuario lo perciba como el brazo que le fue amputado.

Las neuroprótesis y los neuroimplantes son ingenios que, colocados en algún punto entre el cerebro y un órgano o tejido, restauran la facultad perdida.

Los tetrapléjicos están entre las personas que más pueden beneficiarse de estos avances. A los músculos de sus piernas y brazos no les sucede nada malo. Su parálisis se debe a que las órdenes que les manda el cerebro a estos músculos y viceversa nunca les llegan.

Esto se debe porque la médula espinal, es quien se encarga de trasportar a través de los axones la información, está lesionada y no puede conectar esta información.

Lo novedoso de este implante es que además de devolver el movimiento, la persona puede experimentar la sensación del tacto a través de una prótesis que se conecta con huesos, nervios y músculos.

protesis-tacto

Ésta prótesis ha sido desarrollada por un equipo de investigadores de tres centros suecos: las universidades de Gotemburgo y Chalmers y el Hospital Universitario Sahlgrenska. Encabezados por el mexicano Max Ortiz, han conseguido que se convierta en una prolongación del cuerpo, hasta el punto de que su primer usuario habla de ella no como una herramienta, sino como su brazo. Es un gran avance, ya que muchas personas que han sufrido una amputación acaban rechazando estos instrumentos por considerarlos algo ajeno.
El implante se fija al hueso mediante un tornillo de titanio, un procedimiento muy similar al que se lleva a cabo con las piezas dentales. La prótesis –desmontable– se coloca sobre esa base. Unos conectores ubicados en el interior transportan las señales eléctricas desde el cerebro hasta los electrodos colocados en nervios y músculos, lo que facilita el movimiento.

A diferencia de otros modelos, éste proporciona la sensación de contacto y presión, lo que permite realizar actividades delicadas: por ejemplo, que el usuario tome un huevo sin romperlo.

El próximo objetivo de los investigadores para que las sensaciones sean equiparables a las de un brazo humano es que sea capaz de percibir la temperatura.

mano

Imagen cortesía de Max Ortiz

Cómo aprenden los Niños

Los principios psicológicos descritos en este libro, resumen algunos resultados importantes de la investigación reciente y relevante sobre el tema del aprendizaje. Pretenden integrar la investigación proveniente de diversas áreas de la psicología, incluidas la educativa, del desarrollo, cognitiva, social y clínica.

Tales investigaciones han brindado una nueva visión acerca del proceso de aprendizaje y el desarrollo del conocimiento en muchas materias y áreas temáticas. Como resultado, los planes de estudio y la instrucción ahora están cambiando en la escuela. Intentan centrarse más en el estudiante que en el docentepara vincular al centro escolar con situaciones de la vida real, y enfocarse en el pensamiento y la comprensión más que en la memorización, el ejercicio y la práctica.

Descargar

“Cómo aprenden los niños” ha sido preparado para su inclusión en la serie Prácticas educativas desarrollada por la Academia Internacional de Educación y distribuida por ésta y la Oficina Internacional de Educación.

Como parte de su misión, la Academia provee síntesis periódicas de investigación en tópicos educativos de importancia internacional. Éste es el séptimo folleto de una serie cuyo propósito general es mejorar el aprendizaje. Stella Vosniadou, la autora, ha escrito numerosos artículos y libros en el área de la psicología cognitiva, del desarrollo y educativa; ha enseñado en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y en la Universidad de Atenas y fue presidenta de la Asociación Europea para la Investigación del Aprendizaje y la Instrucción. Es directora de un programa de posgrado en ciencia cognitiva en el Departamento de Filosofía e Historia de la Ciencia en la Universidad de Atenas. Los directivos de la Academia Internacional de Educación saben que este folleto se basa en investigaciones llevadas a cabo principalmente en países económicamente avanzados.

Sin embargo, se centra en elementos del aprendizaje infantil que parecen ser universales para muchos aspectos de la educación formal e informal. Las prácticas presentadas aquí son susceptibles de aplicación general a través del mundo. Aun así, los principios deben ser adaptados a las condiciones de cada lugar. En cualquier ambiente educativo o contexto cultural, las sugerencias y los lineamientos para la práctica requieren una aplicación cuidadosa y sensata, así como una continua evaluación.

¿Cómo ayudamos a nuestros alumnos con TDAH?

El ámbito escolar es un lugar donde niños y niñas manifiestan sus potencialidades y también sus dificultades. El desarrollo de estas potencialidades y la forma de evolución de las dificultades, dependerá en gran medida, de lo que la escuela en su conjunto sea capaz de ofrecer. El impacto que esto puede tener en el desarrollo e historia escolar futura de los niños  con Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad (TDA/H) es muy alto.

Es por esto que a continuación les compartimos algunas pautas para Docentes que pueden implementar en el aula,  aunque uno de los aspectos más importantes es conocer a nuestro alumno, separar las conductas a mantener, de las que deseamos eliminar y plantearnos un proyecto para llevarlo a cabo.

  • Mantener un ambiente estructurado, con rutinas, organizado y motivador es prioritario para aumentar la seguridad del alumno en el aula. Con ello, vamos a conseguir que el alumno sepa que tiene que hacer en cada momento, por ejemplo con horarios de clases y calendarios de actividades a la vista, nos aseguraremos de que el alumno “no se pierde” o al menos tiene un lugar al que acudir cuando sienta que no sabe lo que le toca después.
  • Es importante saber, que la inseguridad respecto al futuro les afecta mucho, por lo que anticiparles visualmente lo que ocurrirá a continuación aumentará su seguridad y confianza.
  • Mostrar una actitud tolerante, flexible y paciente. Para afrontar adecuadamente las situaciones que se produzcan en el aula es imprescindible que separemos al niño del acto que ha llevado a cabo. En muchas ocasiones, las acciones que realiza no son intencionales, sino que simplemente no puede controlarlas (debido a la impulsividad principalmente y a la falta de reflexión).
  • En relación al comportamiento que tiene y sus consecuencias, ellos no son conscientes de esto. Por esto, como profesionales, debemos enseñarles a reflexionar, proporcionarles pautas correctas y adecuadas, hacerles ver los fallos que tienen en su comportamiento y pedirle feedback sobre él, para que poco a poco sea capaz de realizar una observación de sí mismo y autoevaluarse, aprendiendo a reflexionar sobre su propia conducta, el método de ejecución que ha llevado a cabo y las consecuencias que ha presentado dicho hecho.
  • Emplear el refuerzo positivo, nos ayudará a aumentar poco a poco las conductas que deseamos mantener y eliminar las que resultan disruptivas. Esto, evidentemente, es algo que se puede trabajar también de manera grupal. (Pongamos el caso de que tenemos un alumno en el aula con TDAH, que de manera habitual emplea algunos comportamientos disruptivos en el aula con el fin de llamar la atención de sus compañeros. Si estos son capaces de ignorar dicho comportamiento, el niño no recibirá el feedback que busca, por lo que es probable que poco a poco vaya disminuyendo dicho comportamiento hasta su total extinción).

Fuentes:

Vaello Orts, J. “Cómo dar clase a los que no quieren”. Editorial Grao (2011).

http://www.fundacioncadah.org/

recuerdosdeustuanos.blogspot.com

Discapacidad e inteligencia Emocional

Desde hace aproximadamente dos décadas, gana terreno un aspecto de la Inteligencia que no siempre se tiene en cuenta: la Inteligencia Emocional. Aquellos que siguen sus principios sostienen que su potenciación mejora la calidad de vida de aquellas personas que tienen inconvenientes serios para relacionarse con otras y que ello resulta patente en los casos de individuos con diferentes condiciones y discapacidades.
Lo que conocemos como “inteligencia” tiene diversas facetas, al extremo que, en realidad, pese a que todos utilizamos la palabra en múltiples contextos, no existe una definición que logre consenso universal.
Usualmente, sin embargo, tendemos a asociar inteligencia con capacidad intelectual para resolver situaciones de diferente índole y, sobre todo, la emparejamos con rendimiento académico, profesional o distintas habilidades para solucionar problemas novedosos.

La Inteligencia Emocional (IE), no se relaciona con las competencias intelectuales sino con poder reconocer y manejar los sentimientos propios y los ajenos.

Algunos fundamentos de la Inteligencia Emocional

Si bien existieron formulaciones previas como la de Howard Gardner, quien ya por 1983 brindaba un concepto que ampliaba el que se tenía sobre la inteligencia, el de las “inteligencias múltiples”, que abarcaba mucho más que las habilidades intelectuales, Peter Sallovey, psicólogo social, actualmente presidente de la Universidad de Yale, junto con John D. Maier, psicólogo catedrático en la Universidad de New Hampshire, postularon por primera vez la Inteligencia Emocional en un artículo que publicaran en 1990.
Pero es Daniel Goleman, psicólogo norteamericano, quien, a partir de su best-seller “Inteligencia emocional” (1996) populariza el término.
Reconocer emociones y sentimientos es el elemento básico que nos permite relacionarnos con los demás y con nosotros mismos.
Poder leer nuestros estados de ánimo y el de los demás implica, a su vez, actuar en consecuencia. Para ello no es suficiente con aprehenderlos, sino que también es necesario manejarlos, para poder desenvolvernos correctamente ante las circunstancias que se presenten.
La Inteligencia Emocional, también se forma con los pensamientos, las conductas, la autoaceptación, la solución de situaciones y las relaciones interpersonales.
Es imprescindible reconocer nuestros propios sentimientos y emociones como paso previo a saber lidiar con ellos, así como poder interpretar los de quienes nos rodean.
Una vez logrado esto, el paso siguiente es lograr manejarlos en forma adecuada. Esto permite que las personas podamos desarrollar las conductas adecuadas para evitar desbordes propios y actuar en consecuencia ante las manifestaciones de los otros.
A su vez, si no logramos autoaceptarnos, conocer nuestras fortalezas y debilidades, difícilmente podamos relacionarnos adecuadamente. Ello no implica complacencia, sino conocernos y adoptar estrategias que nos permitan equilibrarnos. Como consecuencia, si estamos centrados, podremos solucionar los problemas, las situaciones nuevas que se nos presenten sin que ello derive en un desequilibrio.
Y el corolario de todo esto es que de esta manera se puede establecer relaciones interpersonales de mayor calidad, logrando autocontrol y empatía hacia los demás.

Discapacidad

Lo que se propone desde las corrientes que siguen los postulados de la IE es que, aunque es deseable que se estimulen las competencias académicas, no se deje de lado esa otra forma de inteligencia, dado que ello mejora la calidad de vida de las personas.
Por eso Gardner explica que “la inteligencia es un potencial biopsicosocial que se manifiesta en la capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos a una o más culturas” y definía otras seis áreas de inteligencia, además de las relacionadas con el lenguaje y el pensamiento matemático: la musical, la espacial, la corporal cinestésica, la intrapersonal, la interpersonal y la naturalista.
A su vez, Salovey y Mayer explican que la IE es “la habilidad para manejar los sentimientos y emociones propios y de los demás, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar el pensamiento y la acción...”.
Uno de los problemas fundamentales respecto de la comunicación con los demás que afrontan las personas con discapacidad es que suelen poseer una autoestima baja, en parte por reconocer sus dificultades, pero también en parte por lo que le vuelve del medio en el que se desenvuelven.
Mediante la IE se busca que cada persona reconozca sus emociones y que logre etiquetarlas, ponerles un nombre, reconocer sus intensidades, manejar la magnitud de sus manifestaciones y buscar la manera adecuada de exteriorizarlas.
También se trabajan los pensamientos y las conductas, los que, junto con las emociones, forman un continuo interrelacionado, para que se comprenda que las formas negativas de expresarlos traen consecuencias del mismo orden, mientras que las positivas logran mejores resultados.

Otro aspecto importante que busca desarrollarse es la actitud frente a los problemas. Saber que existe una multitud de situaciones que requieren respuestas de diversa clase ayuda a estar preparados para afrontar acontecimientos nuevos y que existen alternativas para resolverlos, además de tomar conciencia de que, al mismo tiempo, hay otros que no tienen solución.
En ese sentido, también es importante que puedan simbolizar y verbalizar lo que les sucede, puesto que ello permite una vía alternativa de expresión a las explosiones emocionales o su represión.
A partir de poder identificar las emociones y los sentimientos personales se puede hacer lo propio respecto de los demás a través de la empatía. Esto es, basándose en la experiencia propia, se reconocen los de los interlocutores y es posible actuar en consecuencia, poniéndose en el lugar del otro.
Resulta obvio destacar que, según el tipo de discapacidad y del grado de expresión de ella en cada persona, será distinta la forma de encarar la educación emocional y el tiempo que requerirá su implementación y las estrategias a utilizar.
En general, las personas con Síndrome de Down, por ejemplo, tienen una mayor tendencia a la sociabilidad y, por lo tanto, los métodos a utilizar para que logren un manejo adecuado de los componentes de la IE suelen recibirse mucho más fácilmente que en aquellos casos de individuos diagnosticados con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad u otros.
Un aspecto importante a reconocer es aquel referido al lenguaje emocional, en este sentido, además de brindar elementos para poder asumir los signos propios, es necesario trabajar para que puedan reconocerse las manifestaciones de estados de ánimo en los otros.
Las señales de los estados de ánimo en las personas se muestran principalmente a través de expresiones faciales, tonos de voz, posturas y demás formas de comunicación verbales y no verbales.
Poder correlacionar estos elementos externos con los propios es uno de los objetivos a lograr, dado que, si bien las formas de expresarlos varían de persona a persona, sin embargo se reconocen patrones de lenguaje corporal con cierto grado de universalidad, por los cuales se puede tener una idea aproximadamente certera de lo que le sucede a aquel con quien se interactúa.

Cómo poner en práctica la Inteligencia Emocional

Las estrategias para trabajar la Inteligencia Emocional, recurren a conceptos tales como autoconocimiento, autonomía, autoestima, comunicación, habilidades sociales, escucha, solución de conflictos, pensamiento positivo, entre otros.
Lo que se busca es que las personas con discapacidad con dificultades emocionales puedan resolverlos en la medida de sus posibilidades, que aprendan a reconocer y a lidiar con sus limitaciones, para que ellas no terminen en frustración y en conductas disruptivas.

Las personas que han implementado los procedimientos relativos a la IE, han logrado una mayor tolerancia a la frustración, mayor participación en los asuntos que los conciernen, disminución de los estados depresivos, mayor aceptación social, mejoras importantes en su vida de relación, una visión más positiva de la vida entre otros.

Es importante que se estimulen las habilidades de los individuos y que se les brinden apoyos y ayudas en aquellas áreas en las que muestren deficiencias, sobre todo encarando la tarea con un enfoque positivo, resaltando los logros y no apuntando a los errores.

Nuestros modelos de conducta se aprenden,  por lo cual es importante que, sobre todo los padres, estén al tanto de las estrategias necesarias para desarrollar la IE de sus niños, teniendo en cuenta que funcionan como un espejo en el cual se reflejan las conductas que los hijos manifiestan. Son ellos quienes resultan la principal fuente de información y los que deben comprender que los pequeños adquieren múltiples conocimientos (entre ellos, los emocionales) poco a poco y, seguramente, aquellos que tienen problemas en dicha temática requerirán de un mayor esfuerzo y más paciencia.

Asimismo, cuando adquieren el lenguaje, es necesario hablar con ellos, explicarles y ayudarlos a reconocer y nombrar a sus emociones y alentarlos a expresarlas en forma correcta. Es imprescindible recurrir a los reforzamientos positivos, resaltar las virtudes y señalar los errores, pero sin remarcarlos.

El desarrollo de la IE, si bien ha recibido críticas (basarse en propuestas voluntaristas, fundadas en conceptos confusos y simplistas y ser un acopio inconexo de formulaciones de diversas ramas de la Psicología sin fundamento científico, entre otras), aparece como una herramienta a tener en cuenta para mejorar la calidad de la vida de relación de aquellas personas que, con o sin discapacidad, presentan problemas para intercomunicarse con otras y tener una buena autoimagen.

Fuente:

– Ronaldo Pellegrini: http://www.donaarte.org/?p=44
http://autismodiario.org/2015/06/29/educacion-emocional-con-y-sin-tdah/
http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0074036
http://reme.uji.es/articulos/numero22/article6/texto.html
http://www.elcisne.org/noticia/educar-emociones-nintildeos-incluidos-escuela-comun/3580. html
http://www.elcisne.org/noticia/inteligencias-multiples-discapacidad/306.html