El cooperativismo no es una meta, es el camino hacia el nuevo socialismo responsable del Siglo XXI, con un Neo-Cooperativismo, que fomente el dialogo social entre empresarios y trabajadores en una Economía Solidaria.

El cooperativista como actor social  ha ido variando a lo largo de la historia su cultura de la solidaridad,  hoy aparece junto al “hombre modular”, con su culto al dinero y a la inmediatez.

Vivimos en una sociedad democrática un tanto insatisfecha, porque existe una gran pobreza, que produce el hambre en el planeta, la búsqueda por el  alimento tan desesperada en muchas partes del mundo es una atadura que impide la creatividad  y satisfacer las necesidades básicas que nos roba el “tiempo humano” para educarnos, tenemos que salir del espacio animal en el que nos encontramos.

Porque no es suficiente, ya no basta trabajar bien y que las cooperativas grandes, pequeñas o medianas operen con buena rentabilidad, aumenten sus operaciones, remuneren bien a sus trabajadores y tengan armoniosas relaciones internas.

0001- edu

Corresponde a la nueva educación cooperativa apoyar la formación de la conciencia crítica de las nuevas generaciones de cooperativistas contra toda forma de presión ideológica, política y contra los abusos de la publicidad y propaganda.

Tenemos que abrir  los colegios  y las universidades a la educación  del cooperativismo no como publicidad sino  como fuente  de  cambio de valores y actitud solidaria tenemos que pasar del cooperativismo escolar (década del 70-80) al de “Emprendimiento solidario”  las Cooperativas son “organizaciones inteligentes y abiertas al aprendizaje.

Les presento unas de mis conferencias realizada en el “IV Congreso de Educación Perú”