El efecto terapéutico que ejerce la zooterapia para complementar el tratamiento de muchas patologías cada vez es más grande. La Equinoterapia es una de las disciplinas más complejas, brinda estimulación en diversas áreas, mejorando entre otras cosas las habilidades sociales.
Durante el transcurso de los años y a través de la biología celular se había alcanzado tal grado de sofisticación que las observaciones se habían multiplicado en todas las especies, observándose en el adulto la génesis de muchas neuronas, aunque solo en algunas zonas del cerebro parecían tener esa capacidad.

Abriendo una perspectiva en el campo de las aplicaciones terapéuticas: ¿sería posible engendrar neuronas a voluntad en caso de necesidad natural? Habría que descifrar las etapas de esta neurogénesis natural. En el tejido nervioso del embrión, ya hace tiempo se había identificado el papel de las células generadoras, las llamadas células madres.

Aún es un misterio. Igualmente sorprendente es este reciente resultado: células madre tomadas del cerebro del embrión de ratón son capaces de producir ¡células sanguíneas!. Si bien los trasplantes de células nerviosas, tomadas de embriones humanos, están en fase de ensayo clínico, las potencialidades de las células madre vuelven a alcanzar con fuerza los debates éticos.

Todos los procesos de aprendizaje se organizan en el marco de un cerebro anatómicamente estable y la muerte de neuronas a consecuencia de una lesión provoca déficit permanente. En las células de mamíferos estudiadas ciertos tipos de neuronas continúan produciéndose durante toda la vida. La existencia de esta neurogénesis podría modificar las teorías del funcionamiento cerebral.

La utilización de los caballos, como agentes terapéuticos es una opción ampliamente desarrollada desde hace años y en continua expansión en la actualidad. Ofrece un conjunto de técnicas alternativas y complementarias rehabilitadoras complejas, fundamentalmente del aparato locomotor.

Podemos decir también que es un método terapéutico,  ya que utiliza el caballo dentro de un abordaje interdisciplinario en el área de salud, educación y deporte, mejorando el desarrollo biosicosocial de los pacientes. Las técnicas de la equinoterapia son siempre triangulares, en un esquema de actuación en el que se interrelacionan el paciente, el caballo y el terapeuta.

La equinoterapia está basada en la neuroplasticidad, utilizando al caballo como instrumento

Dentro de esta terapia se observa, coordinación – sincronía motora, metría: medida, ejecución voluntaria alternativo y rápido de movimientos sucesivos y sus antagónicos, sinergía : tono – atención. sensibilidad profunda: dolor propiocepción (sensaciones corporales), presión, vibraciones espaciales, estereognosia, percepción en el espacio.

El caballo, como todo animal herbívoro, no posee agresividad, ya que tiene pulsaciones que oscilan entre 30 a 40 latidos por minuto, transmitiendo al jinete: relajación, tranquilidad y armonía. Desde la Psicología genera sensaciones placenteras, aumento de la concentración, de la autoestima y emociones, a través de la relación con el entorno físico y social.

Los objetivos que se pueden trabajar en las Terapias Ecuestres son muchos. Una de las Áreas más importantes, pero no la única, es el área cognitiva y psicológica debido a que  mejora la autoestima, el  autocontrol de las emociones, potencia el sentimiento de normalidad, mejorar la autoconfianza, la capacidad de atención y estimula la memoria.

Fuente: