Desarrollan una prótesis que devuelve el tacto

Más que un implante, es una extensión del cuerpo: la conexión entre hueso, nervios y músculos hace que el usuario lo perciba como el brazo que le fue amputado.

Las neuroprótesis y los neuroimplantes son ingenios que, colocados en algún punto entre el cerebro y un órgano o tejido, restauran la facultad perdida.

Los tetrapléjicos están entre las personas que más pueden beneficiarse de estos avances. A los músculos de sus piernas y brazos no les sucede nada malo. Su parálisis se debe a que las órdenes que les manda el cerebro a estos músculos y viceversa nunca les llegan.

Esto se debe porque la médula espinal, es quien se encarga de trasportar a través de los axones la información, está lesionada y no puede conectar esta información.

Lo novedoso de este implante es que además de devolver el movimiento, la persona puede experimentar la sensación del tacto a través de una prótesis que se conecta con huesos, nervios y músculos.

protesis-tacto

Ésta prótesis ha sido desarrollada por un equipo de investigadores de tres centros suecos: las universidades de Gotemburgo y Chalmers y el Hospital Universitario Sahlgrenska. Encabezados por el mexicano Max Ortiz, han conseguido que se convierta en una prolongación del cuerpo, hasta el punto de que su primer usuario habla de ella no como una herramienta, sino como su brazo. Es un gran avance, ya que muchas personas que han sufrido una amputación acaban rechazando estos instrumentos por considerarlos algo ajeno.
El implante se fija al hueso mediante un tornillo de titanio, un procedimiento muy similar al que se lleva a cabo con las piezas dentales. La prótesis –desmontable– se coloca sobre esa base. Unos conectores ubicados en el interior transportan las señales eléctricas desde el cerebro hasta los electrodos colocados en nervios y músculos, lo que facilita el movimiento.

A diferencia de otros modelos, éste proporciona la sensación de contacto y presión, lo que permite realizar actividades delicadas: por ejemplo, que el usuario tome un huevo sin romperlo.

El próximo objetivo de los investigadores para que las sensaciones sean equiparables a las de un brazo humano es que sea capaz de percibir la temperatura.

mano

Imagen cortesía de Max Ortiz

Los Padres distantes causan Inmadurez Cerebral en los Niños

El mundo actual ha llevado a que muchos padres tengan que trabajar cada vez más horas lo que hace incrementar su estrés y agotamiento como así también sucede con los avances y novedades tecnológicas en el cual se observan muchos padres híper conectados con la tecnología. Esto repercute en el ámbito familiar, ya que no dedican suficiente tiempo a sus hijos.

Es importante tener en cuenta para que el cerebro infantil se desarrolle, no basta con proporcionar una estimulación temprana dirigida a potenciar las habilidades motoras y cognitivas, sino también es necesaria la presencia de los padres, su cuidado y, por supuesto, su afecto.

foto 2

Por eso, la tendencia a dejar que los niños se críen delante de la televisión, videojuegos, ipad, celular, etc. podría ser muy peligrosa.

Los Padres distantes causan inmadurez cerebral en los niños

Investigadores de la Sichuan University, encabezado por Lili Yang, M.D. y sus colaboradores,  llegaron a la conclusión de que los niños que pasan mucho tiempo sin sus padres durante largos periodos sufren un retraso en el desarrollo cerebral.

Diversos estudios previos analizaron esta hipótesis en niños huérfanos, pero esta investigación demuestra casos en niños con padres “ausentes”, es decir niños que simplemente no pasaban mucho tiempo con sus padres.

Este grupo investigó a cierta cantidad de niños cuyos padres tenían que viajar continuamente por motivos de trabajo. Algunos de ellos dejaban la casa durante meses, otros incluso pasaban todo un año fuera. El estudio se basó en escanear los cerebros de 38 niños, con edades comprendidas entre los 7 y 13 años. Luego, compararon los resultados con los resultados de 30 niños que vivían con sus padres a tiempo completo y que mantenían una relación afectiva más estrecha.

scanner

¿Qué es la sustancia gris?

neurogenesis

Esta es la imagen de un cerebro a medida que el niño va creciendo. La Neurogénesis es un procesos que se realiza en un cerebro de un niño y se incrementa con el desarrollo, cuando el pequeño es sometido a diferentes estímulos.

En el neurodesarrollo, a medida que las conexiones neuronales maduran y se hacen más estables, también se engruesan ya que se recubren de una sustancia denominada mielina, que es de color blanco y es la encargada de que esa conexión sea más rápida y eficaz. Al contrario, las neuronas que no tienen esa vaina de mielina contienen sustancia gris, que no puede transmitir los impulsos nerviosos con tanta velocidad.

En el imaginario popular se ha asociado la cantidad de sustancia gris con una mayor inteligencia y capacidad de razonamiento, pero lo cierto es que no siempre es así. Además, en diferentes estudios se ha apreciado que los niños autistas tienen un mayor volumen de sustancia gris en las zonas del cerebro vinculadas con la empatía y el aprendizaje por observación, lo cual indica que un exceso de sustancia gris no es positivo. De hecho, en un cerebro en desarrollo, un mayor volumen de materia gris puede reflejar inmadurez ya que sería un indicador de que las conexiones nerviosas no se han formado por completo.

poda

Así, los niños que no pasaban mucho tiempo con sus padres y que estaban carentes de afecto mostraban un aumento del volumen de la sustancia gris, y una tendencia a tener un menor cociente intelectual. Por tanto, se trata del primer estudio que muestra una evidencia empírica de que la falta de cuidado directo de los padres afecta el desarrollo del cerebro infantil, ralentizando la formación de conexiones nerviosas.

Artículo publicado en la revista Health Medicine Network. Parental absence affects brain development in children. 30 Nov. 2015.