TDAH – El futuro de la Evaluación Neuropsicológica

El 10 de Mayo pasado, en Madrid, España, se reunieron expertos de distintas partes del mundo en un evento internacional sobre: El futuro de la evaluación del TDAH.

El Neuropediatra Manuel Antonio Fernández, de Sevilla, participó de este evento, debido a que él desarrolla actividades de formación a familias y a profesionales ya sea de forma independiente o en colaboración con otros centros, empresas, asociaciones, colegios o profesionales.

Habitualmente, las actividades de formación no es algo que difunda a través de su web pero está desarrollando un nuevo servicio de formación especializada sobre neuropediatría centrado inicialmente en TDAH y orientado especialmente a colegios, asociaciones y familias.

Desde el inicio de su actividad en la consulta privada ha contado con avances tecnológicos que le han permitido poner a disposición los últimos avances en relación a  evaluación, diagnóstico y tratamiento del TDAH.

Tanto es así, que fue el primero en contar en Andalucía con el Test AULANESPLORA, de realidad virtual para la evaluación del TDAH. Este test, desarrollado por la empresa española Nesplora, supuso un cambio revolucionario en la manera de evaluar el TDAH y en la forma de poder enseñar los resultados de las dificultades del niño con  explicaciones claras, sencillas, coherentes y fáciles de entender para todos.

Desde su puesta en el mercado, este test ha sufrido muchos cambios y avances con la intención de adaptarse al máximo a las necesidades de los profesionales y los pacientes. Tanto es así, que desde aquel primer día en el que cadquirió todo el equipo ha habido muchos cambios importantes y siempre a mejor.

Lo último, es un avance técnico importante. Ahora AULA no utiliza gafas de 3D convencionales, ha pasado a las gafas del Samsung Galaxy. Esto, además de mejorar la calidad visual y técnica del test, evita que haya cables y mejorar aún más la percepción por parte del niño. Simplemente, la tecnología colabora  día a día.

 

El sistema AULA analiza el comportamiento del niño dentro de una clase escolar virtual. La prueba es percibida inicialmente como un juego, en el que hay que realizar una tarea mientras se presentan diferentes distractores típicos de un aula escolar.

El test evalúa los factores que determinan la existencia de TDAH:

  • Atención sostenida
  •  Atención dividida auditiva y visual
  •  Impulsividad
  • Actividad motora excesiva (Hiperactividad)
  • Tendencia a la distracción (usa un sensor de movimiento)
  • Velocidad de procesamiento

Como resultado final, el sistema devuelve un informe de evaluación que ayuda al clínico a realizar un diagnóstico más preciso y seguro.

Es muy importante diagnosticar y evaluar el déficit de atención y la asociación que realiza en cada niño con la memoria visual, auditiva, a corto plazo y a largo plazo, lectura, escritura, comprensión, razonamiento, pensamiento emocional,  habilidades sociales, etc.

Este test enfatiza y colabora para poder realizar un adecuado tratamiento en esos aspectos mencionados y conseguir paliar los retrasos por la falta de atención, estimular y desarrollar la atención al máximo dentro de las posibilidades de cada niño.

 

 

Fuentes:

elneuropediatra.es

centrozubikoapsicologos.com

Demencia Frontotemporal

Durante muchos años se asociaba como demencia a la Enfermedad de Alzheimer. Pero existen otros tipos de demencia y de enfermedades que causan un deterioro cognitivo progresivo llevando a la demencia.

Las DFT constituyen la tercera causa de demencia degenerativa, después de la enfermedad de Alzheimer y la demencia por cuerpos de Lewy. Y sería la segunda causa de demencia en personas menores de 65 años.

Demencia Frontotemporal.

Constituye un grupo heterogéneo de enfermedades neurodegenerativas. En la demencia frontotemporal (DFT),no siempre se encuentran afectadas las mismas áreas frontales y/o temporales. Por ello, las regiones involucradas determinan las funciones afectadas y el subtipo de DFT ante la que nos encontramos.

–       Demencia Frontotemporal variante Conductual

–       Afasia Primaria Progresiva (APP)

–       Demencia Semántica.(DS)

Subtipos de DFT

 

1- La Demenica Frontotemporal Variante Conductual (DFTvc):

De modo general esta demencia se manifiesta por un deterioro progresivo de la personalidad y la conducta social, caracterizada por la incapacidad de controlar el comportamiento adecuado a las situaciones. A veces se confunde con un cuadro psiquiátrico, debido a un incremento en la irritabilidad, impulsividad, rigidez cognitiva, conductas estereotipadas y perseverativas. La persona puede mostrar hiperactividad o apatía.

apatia

Los déficits cognitivos suelen desarrollarse cuando esta más avanzada la patología. Aparece un síndrome disejecutivo relacionado con alteraciones en la organización, planificación, anticipación, memoria de trabajo, control atencional, etc. Y se diferencia de la demencia tipo Alzheimer en que no suelen presentar el patrón típico amnésico. Sino mas bien fallas en la recuperación espontánea de la información y en la elaboración de estrategias de codificación y aprendizaje.

sd disej

La atrofia predomina en la corteza orbitofrontal, cingular e insular anterior. Existen dos subsíndromes: uno con desinhibición, distraibilidad e impulsividad, con atrofia frontal medial y de polos temporales; otro con apatía y abulia con atrofia de la corteza dorsolateral. En ambos hay embotamiento afectivo.

2- Afasia Progresiva Primaria (no fluente):

Al inicio de la demencia el problema de lenguaje que hay es la anomia en el discurso espontáneo, con preseveración de la comprensión oral. El lenguaje oral se caracteriza por un discurso lento, pausado y laborioso con esfuerzo en su producción, agramatismo, telegráfico y con alteración en la melodía. Son frecuentes las pausas por anomia y presencia de oraciones que sustituyen al nombre de un objeto u acción verbal (circunloquios). Es común la presencia de parafasias.

Las afasias progresivas pueden ser fluentes (APF) y no fluentes (APnF); se ha descrito una variante logopénica, similar a la afasia de conducción. En la APnF existen anomia, apraxia del habla, parafasias fonémicas y agramatismo; la fluidez verbal con clave fonológica está disminuida.

afasia-progresiva

A medida que va avanzando la enfermedad, se produce un declive del lenguaje oral.  Se produce una alteración en la comprensión sintáctica y más tarde una alteración de la comprensión semántica.

Al final se emiten estereotipias verbales que avanza de forma inevitable hacia un mutismo. El lenguaje escrito evoluciona en la misma dirección que el lenguaje oral.

3- Demencia semántica (D.S):

Se define como un trastorno adquirido y progresivo de la memoria semántica, en el cual el lenguaje se deteriora gradualmente. Inicialmente afecta al componente productivo y más tardíamente al receptivo.

Se expresa como anomia, parafasias semánticas, fracaso en asociar la descripción con el nombre, en reconocer o asociar dibujos, comprender palabras aisladas, etc. Puede predominar la atrofia temporal derecha (con prosopagnosia, torpeza social, falta de introspección) o izquierda (con anomia, defectos en comprensión verbal, en lectoescritura)

palabras

En referencia al lenguaje espontáneo fluido es abundante, con la preservación de las estructuras gramaticales, pero a medida que avanza la demencia hay un lenguaje abundante pero desordenado, con circunloquios y parafasias semánticas, de contenido pobre y a veces repetitivo.

Progresivamente, presentan una pérdida en el vocabulario, afectando principalmente a los nombres, con falta de reconocimiento y la incapacidad de definir palabras simples. Este criterio es fundamental en el diagnóstico clínico. El déficit en el conocimiento de categorías semánticas, progresa de forma gradual.  En las primeras fases ,la memoria autobiográfica y la memoria episódica se encuentran preservadas. La comprensión en el lenguaje escrito está preservada en fases iniciales. La escritura de palabras simples al dictado, se deteriora de forma paralela a la lectura.

Los pacientes con DS presentan un desproporcionado deterioro del desempeño en pruebas de memoria verbal, fluidez verbal y  clasificación semántica. Usualmente, los pacientes se encuentran bien orientados.

Los límites entre DS y APF no son claros; según Mesulam el paciente con APF reconoce el uso y propiedades de los objetos; en la DS el defecto semántico impide hacerlo. Otros autores plantean que el cuadro puede iniciarse como APF y después falla la capacidad semántica.

Destaca que más de la mitad de los casos (especialmente en el grupo VF) llegara con una demencia severa, las demencias discretas las encontramos sólo en afasias progresivas.

Diagnóstico

Como complemento del diagnóstico contamos con imágenes estructurales y funcionales. Las primeras nos permiten descartar otras patologías focales, pero sin RM cuantitativa (volumetría) su aporte al diagnóstico diferencial de las afecciones neurodegenerativas es limitado. Hasta el momento parecen más útiles las imágenes funcionales (SPECT o PET), aunque a veces no discriminan entre APnF y DS y pueden alterarse en depresiones y pseudodemencias.

spect

No hay marcadores biológicos para DFT y las series anátomo-clínicas han mostrado que los diversos cuadros clínicos pueden deberse a varias patologías.

Tratamiento:

Las DFT no tienen un tratamiento específico, pero se investiga activamente cómo influir en el procesamiento anormal de la proteína tau y otras moléculas. Se han usado inhibidores de recaptación de serotonina y neurolépticos atípicos para el control de la impulsividad y la bulimia, en trastornos conductuales también puede usarse memantina; cuando existe parkinsonismo, L-dopa y kinesioterapia.

Por otra parte, tal como en la EA, es muy importante la orientación familiar para lograr un ambiente que estimule o contenga al paciente y para disminuir la sobrecarga en los cuidadores.

 

Bibliografia:
Archibaldo Donoso, et al. Demencia frontotemporal: Experiencia clínica. Rev Méd Chile 2009; 137: 900-905.
Rebeca González. Comprendiendo las demencia frontotemporal y sus subtipos. http://www.estimulacioncognitiva.info/

Trastorno Límite de Personalidad y su afección en el Cerebro

El Trastorno Límite de la Personalidad se caracteriza por un patrón dominante de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la autoimagen y de los afectos, e impulsividad intensa, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cinco (o más) de los hechos siguientes:

1. Esfuerzos desesperados para evitar el desamparo real o imaginado.

2. Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas que se caracteriza por una alternancia entre los extremos de idealización y de devaluación.

3. Alteración de la identidad: inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.

4. Impulsividad en dos o más áreas que son potencialmente autolesivas (p. ej., gastos, sexo, drogas, conducción temeraria, atracones alimentarios).

suicida

5. Comportamiento, actitud o amenazas recurrentes de suicidio, o comportamiento de automutilación.

6. Inestabilidad afectiva debida a una reactividad notable del estado de ánimo (p. ej., episodios intensos de disforia, irritabilidad o ansiedad que generalmente duran unas horas y, rara vez, más de unos días).

7. Sensación crónica de vacío.

8. Enfado inapropiado e intenso, o dificultad para controlar la ira (p. ej., exhibición frecuente de genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).

9. Ideas paranoides transitorias relacionadas con el estrés o síntomas disociativos graves.

Estudios Cerebrales

Un estudio publicado en la revista Personality Disorders, ofrece nuevas evidencias de los cambios cerebrales que tendrían las personas con este trastorno de personalidad, y que explicarían, en parte, por qué tienen tantos conflictos interpersonales.

El Dr. Brian Haas, autor principal de la investigación, estudió a 80 pacientes a quienes se les administró un test que medía Trastorno Límite de Personalidad (TLP), para asegurar el diagnóstico y ademas se les realizó un Scanner cerebral, donde se les solicitaba una tarea de reconocimiento de estados emocionales de otras personas.

Los investigadores encontraron que aquellos con más rasgos de TLP presentaban menor actividad en dos áreas del cerebro vinculadas al procesamiento empático.

sccaner

El Dr. Brian Hass afirma: “Nuestros resultados mostraron que las personas con rasgos de TLP presentan actividad reducida en regiones cerebrales que apoyan la empatía. Esta activación reducida podría sugerir que las personas con más rasgos de TLP tienen mayor dificultad entendiendo y/o prediciendo cómo otros se sienten, al menos comparados con individuos con menos rasgos de TLP.” Es decir, se refiere a lo que hoy en día se conoce como Teoría de La Mente o Empatía.

El Dr. Joshua Miller, coautor del estudio, comenta que este trastorno de personalidad es uno de los más severos y problemáticos. Las personas que lo padecen pueden tener dificultades manteniendo relaciones estables de pareja y amistosas, y la presente investigación puede ayudar a explicar porqué esto es así.

Se han logrado identificar mediante estudios con neuroimágenes alteraciones principalmente en la red frontolimbica, la cual esta conformada por:

· La corteza cingulada anterior

· Corteza orbitofrontal, Corteza prefrontal dorsolateral

· Hipocampo

· Amigdala (aumentaría su actividad por falta de inhibición de la corteza prefrontal). Además el sistema de neurotransmisión serotoninérgico estaría alterado lo cual explicaría la desinhibición de impulsos agresivos. El N-acetil aspartato es un marcador de integridad neuronal, el cual se encuentra disminuido en los pacientes.

Tratamiento:

En promedio el 97% de los pacientes ha sido tratado por 6 terapeutas distintos, lo cual indicaría la complejidad de lograr un tratamiento efectivo.
Los objetivos de la terapia son por un a lado identificar los pacientes que responden a crisis con conductas autodestructivas, y establecer una alianza terapéutica.

1. Establecer acuerdos explícitos acerca de las metas del tratamiento y de las responsabilidades del paciente y del médico-terapeuta.
2. Establecer explícitamente la expectativa de que el paciente sea partícipe activo de la terapia.
3. Psicoeducación.
4. Coordinación y fluida comunicación entre los distintos tratantes.
5. Supervisión y evaluación continua del estado clínico del paciente y desarrollo del plan terapéutico.

El tratamiento consta de dos partes, la farmacoterapia la cual no es suficiente por si sola ya que no interviene en la alteración psicosocial y en la funcionalidad de la paciente, por ejemplo, recuperar un empleo estable, por lo que intervenciones psicosociales son fundamentales.

grupo

Curso y pronóstico

Habitualmente se inicia en la niñez tardía. Una vez que se inicia tratamiento se ha observado remisión de un 75% con un 5% de recaída (en estudios con adolescentes). Sin embargo se ha observado hasta un 4% de suicidio durante la terapia.

Como factores de mal pronóstico se han identificado:
· Inestabilidad afectiva.
· Tiempo largo de estadía hospitalaria previa.
· Disforia.
· Antecedentes familiares de patología mental.
· Temprana edad de presentación.
· Presencia de psicopatología materna.
· Violencia parental.

Factores de buen pronostico:
· Alto coeficiente intelectual.
· Ausencia de divorcio parental.
· Presencia de actos destructivos al momento de la admisión.

Conclusiones

El trastorno de la personalidad limítrofe es una patología prevalente con importante letalidad, lo cual hace necesario saber diagnosticarlo y tratar no solo sus comorbilidades sino también, realizar intervenciones psicoterapéuticas estrechas asociadas a terapias farmacológicas específicas fijando limites y metas con el paciente y con el equipo tratante.
En éste sentido se hace necesario realizar mas investigación y evaluación de las terapias existentes con el fin de tratarlos en forma adecuada y lograr la real integración de estas personas a la sociedad.

TEA: ¿Caminos educativos o terapéuticos?

Actualmente el trastorno de espectro autista (TEA) se considera como uno de los trastornos más complejos, ya que altera casi la totalidad del desarrollo de un niño. El impacto de un cuadro tan complejo ubica a los padres frente a la angustia y el desconcierto respecto de cómo ayudar a sus hijos, no obstante, también a lo profundo del trastorno y a la cantidad de información que actualmente se encuentra disponible.

Muchas familias erróneamente consideran al autismo como una enfermedad, esto es debido a que siempre fue un cuadro abordado por modelos médicos de intervención y se ha asociado equivocadamente a patologías como la psicosis, posicionando al individuo con TEA en el imaginario de “niño loco” y por ende considerado como ineducable.

En la actualidad, la información sobre el TEA se explica desde lugares heterogéneos al conocimiento validado científicamente. Es aquí donde lo primero que necesitarán conocer es que para ayudar a sus niños no alcanzará con modelos prefabricados de abordajes o técnicas, sino que será indispensable saber en qué consiste esta problemática y cuáles son las dificultades que presenta.

Una de las mayores inquietudes de las familias es saber cuál es el origen, el por qué de tan magna alteración. Si bien los casos se detectan cada vez con mayor rapidez a edades más tempranas y existen avances importantes que dan cuenta de explicaciones neurobiológicas (Fuentes & Aizpurrua, 1992),  aún queda demasiado por develar en la naturaleza del autismo y todavía no conocemos cuál es su verdadera causa, sí sabemos cuáles son sus síntomas y los últimos avances de la ciencia proveen a los padres la gran riqueza de desculpabilizarlos de alguna posible influencia en el trastorno de sus hijos (Wing, 1998).

Hay algo fundamental que todo padre y madre deben conocer cuando se adentran en el largo camino de guiar, ayudar y amar a su hijo con autismo. Esto es, saber que no es culpable del padecimiento de su niño. Sí, es responsable de criarlo y educarlo como a cualquiera del resto de sus hijos.

libro-de-familia_2643027

El camino a seguir

En un mar de incertidumbres, acorralados por el tiempo que pasa y la necesidad de brindar un abordaje a sus hijos, los padres se encuentran frente a una multiplicidad de propuestas psicoterapéuticas para los niños.

A lo largo del tiempo, el supuesto tratamiento del autismo ha estado influenciado en gran parte por su posible causa, con lo cual las teorías psicodinámicas resultaron en Argentina una de la primeras propuestas que les llegaban a los padres, horas y más horas de un “juego” que constituiría el único tratamiento. De este modo se continuaba buscando en el discurso de los padres algo que rescatara a estos niños del autismo al que habían sido arrojados. Si bien en los países más avanzados del mundo ya no existe este tipo de abordaje para personas con TGD, sí existe aún en Argentina, pero cada vez con menor influencia.

Con el correr de los años 80 comenzaron a llegar tratamientos de orientación cognitivo-conductual, los cuales han resultado de mayor aprovechamiento para los niños con TEA y a los que más les ha costado ganarse un lugar como propuesta psicoeducativa, precisamente por tener sus raíces en la teoría del conductismo. Sin embargo es desde este paradigma donde se desarrollaron programas de gran amplitud para niños con autismo y se comenzaron a realizar investigaciones acerca de estrategias e instrumentos óptimos para la enseñanza de los niños con TEA (Koegel & Koegel, 1995; Riviere & Martos, 1984).

Pronto, los llamados “grupos terapéuticos” que se alistaron tras la bandera de un supuesto cognitivismo-conductual colonizaron las casas de los individuos con autismo. Un colectivo interminable de terapeutas entraron y salieron a toda hora de los domicilios de los niños, en algunos casos con suerte eran profesionales, en otros sólo estudiantes que practicaban con los niños órdenes como “mirame”, “parate”, “sentate”, “poné con el mismo”, etc.

Los padres no entendían muy bien qué hacían con sus hijos, pero se tranquilizaban al verlos adoptar por lo menos la conducta cultural de sentarse. Estos grupos han dado en su momento la mejor propuesta psicoeducativa que podía darse. Quizá les faltó un importante aspecto que fue la educación a padres y no solamente limitarse a trabajar sólo con el niño, mientras la familia se mantenía en otro ambiente de la casa, al márgen de lo que se estaba haciendo con su hijo.

No debe negarse el aporte positivo que un abordaje domiciliario pudiera darle a un sujeto con autismo. Aunque contemple aspectos y necesidades integrales de los primeros años del niño y cuyo plan haya sido basado en un perfil psicoeducativo apropiado e individual, sin embargo podríamos plantearnos: ¿No es la escuela el ámbito más propicio para el crecimiento y aprendizaje de un niño?

Es importante destacar que cuando un sujeto de 2 a 5 años con trastorno de espectro autista es puesto en contacto con programas educativos especialmente diseñados para su necesidad, es necesario que éstos incluyan:

  • Ambientes altamente motivadores.
  • Sistemas alternativos y aumentativos de comunicación.
  • Softwares precisos.
  • Refuerzos específicos.
  • Monitoreo constante de progreso.
  • Docentes capacitados en los principios del análisis del comportamiento positivo.
  • Talleres para padres y hermanos con el objetivo de la  psicoeducación familiar.
  • Espacio áulico grupal que permita el despliegue, desarrollo y crecimiento de un niño más que de un trastorno.

Entonces es allí donde impedimos que un sujeto se desbarranque y  se pierda en el lenguaje, en la estereotipia o en la desorganización propias del trastorno autista.

Nuestra propuesta elige implementar todo el esfuerzo necesario a los fines de constituirse en una excelente experiencia educativa válida para la enorme cantidad de niños con TGD, sabiendo que necesitan un espacio educativo que los sostenga y los habilite lo máximo posible para integrarse a la sociedad actual. Un espacio que brinde a los niños una educación especializada para sus necesidades individuales.

Se debe plantear la educación como algo convencional a través de proyectos de inclusión escolar, o especial dependiendo de la individualidad de cada uno de nuestros estudiantes, como la incorporación de nuestros alumnos al estatuto cultural al que pertenecemos. Entendiendo que es aquello lo que nos hace plenamente humanos y nos inscribe en el espacio social.

Para el logro de este objetivo tomamos los lineamientos curriculares, entendiendo que en ellos se encuentra en gran parte la herencia educativa universal que todo individuo debe incorporar. Nuestro currículo es plasmado en lo que hemos dado en llamar DEI -Documento Educativo Individual-, donde contemplamos todas las habilidades necesarias que un individuo en el momento cronológico de su vida requiere para ser capaz de desarrollarse plena y funcionalmente. Para la construcción del mismo cada estudiante es evaluado a principio de año con instrumentos y técnicas precisas, que nos posibilitan determinar las necesidades educativas de cada individuo, el grupo de pares al cual se incorporará y el ciclo educativo al cual ingresará.

Todo Documento Educativo Individual (DEI) busca objetivos claves como la motivación, la enseñanza en la comunicación, aprendizajes sociales, académicos y compensar los desfases conductuales que perturban la inserción social del estudiante. Para llevar a cabo el cumplimiento de estas metas los estudiantes están a cargo de un docente y un asistente que realizan las actividades áulicas en un ambiente amigable, estructurado y altamente motivador con amplias claves visuales (comunicadores-agendas-relojes) que les permiten anticipar la jornada académica (Carr & McConnachie, 1996). Los docentes y asistentes están debidamente preparados en técnicas cognitivo-conductuales para el mejor aprendizaje de los niños, contando asimismo con las tecnologías educativas más apropiadas para el logro de las mencionadas metas individuales y grupales de los educandos.

De este modo, el objetivo en el trabajo con personas con TEA consiste en su educación, y para ello necesitamos contar con la inigualable colaboración de los miembros de la familia que rodea y sostiene al estudiante, sin cuyo apoyo y saber sobre el niño nos perderíamos en este largo camino que hemos iniciado.

 

Fuente:

Licenciado Alberto Vivas Pe-ralta. Psicólogo, Psicopedagogo, Docente de Educación Especial, Maestrado en Educación (USAL). Director de la Escuela Especial para Personas con Trastornos de Espectro Autista “San Martín de Porres”, DIPREGEP 5898. Argentina.

Referencias bibliográficas:

– Carr, E. & McConnachie, G. (1996), Intervención comunicativa sobre problemas de comportamiento. Madrid: Alianza Psicología.

– Fuentes, J. & Aizpurua, I. (1992), Autismo y necesidades educativas especiales. País Vasco.

– Koegel, R. & Koegel L. (1995), Enseñando a niños con autismo. Baltimore: Paul H. Brookes.

– Rivière, A. & Martos, J. (1997), El tratamiento del autismo. Nuevas perspectivas. Madrid: Instituto de Migraciones y Servicios Sociales y Asociaciones de padres de niños con autismo.

– Wing, L. (1998), El autismo en niños y adultos. Una guía para la familia. Barcelona: Paidós.

La Ansiedad y sus trastornos

Los cambios en los estilos de vida impuestos por el devenir social hacen que cualquiera de nosotros, sintamos que tenemos demasiadas responsabilidades, obligaciones, estrés, apuro, estrés, etcétera. La rutina nos atrapa y casi no dejan tiempo para el placer y el ocio que hacen la vida un poco más apacible.

Muchos sienten que determinadas sensaciones se instalan y se vuelve una fatalidad convivir con ellas. Preocuparse demasiado por las cosas (no poder dejar de pensar en un problema), dificultades de concentración, una sensación en el pecho en forma permanente, temor a perder el control, miedo a morir o pensamientos negativos sobre uno mismo son algunos de los síntomas cognitivos que podemos identificar ligados a la “ansiedad”. Lo que trae, a su vez síntomas físicos como dolores de cabeza, respiración agitada, molestias en el estómago, tensión muscular, palpitaciones, sudoración, temblores, taquicardias o mareos que interfieren en nuestro bienestar.

que es

Pero, ¿Es bueno o malo experimentar ansiedad?

La ansiedad es la más común de las emociones básicas del ser humano. Es un fenómeno que se da en todas las personas, que bajo condiciones normales mejora el rendimiento y la adaptación al medio social o laboral. Nos moviliza ante situaciones amenazantes y preocupantes para que podamos afrontarlas adecuadamente.
Se trata de una respuesta de nuestro organismo ante algo que percibimos como peligroso. Por eso actúa como nuestro sistema de alarma cuya función es detectar rápidamente una amenaza y prepararnos para hacerle frente. Lo cual es totalmente normal y esperable en el organismo de cualquier especie.

Cuando la Ansiedad es un Trastorno

Cuando la ansiedad sobrepasa determinados límites deja de ser adaptativa y se convierte en un problema de salud que impide el bienestar e interfiere en nuestras actividades sociales, laborales o intelectuales. Estar nervioso o ansioso ante situaciones de tensión como exámenes, ir al médico o conocer los resultados de una entrevista laboral es un mecanismo normal que tiene nuestra mente para prepararnos frente a lo desconocido. Pero, en ciertas circunstancias, la ansiedad, la preocupación o el miedo se presentan sin que exista una causa que lo justifique. La Ansiedad Generalizada, el Trastorno de Pánico y la Fobia Social son ejemplos muy frecuentes de trastornos ansiosos.

Sintomas-de-ansiedad

En algunos casos las personas presentan una intensidad de la respuesta de ansiedad que comienza a ser incómoda, llegando incluso a ser vivida como algo peligroso en sí mismo. En otros casos aparecen, en repetidas ocasiones, síntomas de ansiedad sin ninguna situación ni estímulo claro que los desencadenen y nuestro sistema de alarma se activa fácilmente y no diferencia cuando estamos en peligro y cuando no.

 Trastorno de Ansiedad Generalizada

trastorno-de-ansiedad-generalizada-13-638

Cuando aparece una preocupación excesiva e incontrolable es la característica fundamental del Trastorno de Ansiedad Generalizada. En estos casos la persona se preocupa excesivamente por numerosas cuestiones de su vida cotidiana, lo que la hace permanecer en un estado de tensión permanente. Esta tensión sostenida está asociada especialmente a contracturas, dolores de cabeza, dolores físicos, mayor irritabilidad y problemas para dormir. Los dolores más frecuentes asociados con este problema son el de cuello, hombros, de espalda y de pecho.

Trastorno de Pánico

Los síntomas de crisis de pánico son el dolor de pecho puede asociarse a palpitaciones, dolor en las extremidades, sensación de entumecimiento del brazo izquierdo, calambres, mareos, etcétera. De repente pueden sentir que se van a morir, tienen sudoración en las manos, les falta el aire, se les nubla la vista, les zumban los oídos. Muchas personas terminan en la guardia del hospital porque creen que tendrán un problema cardíaco y, al revisarlos, les informan que no tienen nada (esto a veces les provoca mayor incertidumbre y nervios, porque siguen creyendo que “tienen algo” que aún no le encontraron). El dolor de estómago también es de los más característicos y se debe a que nuestro cerebro prepara al organismo para dirigir la energía a aquellas partes del cuerpo imprescindibles para luchar y/o huir de algún peligro, afectando así al proceso digestivo.

panico

Fobia Específica

Miedo o ansiedad intensa por un objeto o situación específica por ejemplo miedo a volar,  a las alturas, animales, administración de una inyección, ver sangre, etcétera.

El miedo o la ansiedad es desproporcionado al peligro real que plantea el objeto o situación específica y al contexto sociocultural.

fobia

Fobia Social o Ansiedad Social

Miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que el individuo está expuesto al posible examen por parte de otras personas. Algunos ejemplos son las interacciones sociales por ejemplo: mantener una conversación, reunirse con personas extrañas, ser observado comiendo o bebiendo y actuar delante de otras personas, dar una charla en público.

El individuo tiene miedo de actuar de cierta manera o de mostrar síntomas de ansiedad que se valoren negativamente, es decir, que lo humillen o avergüencen; que se traduzca en rechazo o que ofenda a otras personas.

Agorafobia

Miedo o ansiedad intensa acerca de dos (o más) de las cinco situaciones siguientes:
1. Uso del transporte público (p. ej., automóviles, autobuses, trenes, barcos, aviones).
2. Estar en espacios abiertos (p. ej., zonas de estacionamiento, mercados, puentes).
3. Estar en sitios cerrados (p. ej., tiendas, teatros, cines).
4. Hacer cola o estar en medio de una multitud.
5. Estar fuera de casa solo.
El individuo teme o evita estas situaciones debido a la idea de que escapar podría ser difícil o podría no disponer de ayuda si aparecen síntomas tipo pánico u otros síntomas incapacitantes o embarazosos (p. ej., miedo a caerse en las personas de edad avanzada; miedo a la incontinencia).

agorafobia

Trastorno de Ansiedad por Separación

Miedo o ansiedad excesiva e inapropiada para el nivel de desarrollo del individuo concerniente a su separación de aquellas personas por las que siente apego, puesta de manifiesto por al menos tres de las siguientes circunstancias:
1. Malestar excesivo y recurrente cuando se prevé o se vive una separación del hogar o de las figuras de mayor apego.
2. Preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las figuras de mayor apego o de que puedan sufrir un posible daño, como una enfermedad, calamidades o muerte.
3. Preocupación excesiva y persistente por la posibilidad de que un acontecimiento adverso (p. ej., perderse, ser raptado, tener un accidente, enfermar) cause la separación de una figura de gran apego.
4. Resistencia o rechazo persistente a salir, lejos de casa, a la escuela, al trabajo o a otro lugar por miedo a la separación.
5. Miedo excesivo y persistente o resistencia a estar solo o sin las figuras de mayor apego en casa o en otros lugares.
6. Resistencia o rechazo persistente a dormir fuera de casa o a dormir sin estar cerca de una figura de gran apego.
7. Pesadillas repetidas sobre el tema de la separación.
8. Quejas repetidas de síntomas físicos (p. ej., dolor de cabeza, dolor de estómago, náuseas, vómitos) cuando se produce o se prevé la separación de las figuras de mayor apego.

Evolución y tratamiento

045.jpg

Algunos de estos trastornos empiezan tempranamente, como las Fobias y el Trastorno Obsesivo Compulsivo o la Ansiedad Social. Normalmente, cuando una persona con trastornos de ansiedad busca tratamiento es porque lo ha sufrido por más de una década. La mejoría espontánea (sin consulta ni tratamiento profesional), si bien es posible, es improbable.

“Ya se me va a pasar”o “Con voluntad y tranquilidad pasa” son pensamientos frecuentes que tienen ante dicho trastorno. Querer que los síntomas desaparezcan no es suficiente. Pedir ayuda es una excelente opción para combatirla y poder vivir mejor. Hoy existen tratamientos eficaces para mejorar la calidad de vida de hombres y mujeres que sufren de ansiedad patológica. Se aconseja en muchos casos que su tratamiento esté acompañado de la adquisición de hábitos saludables, como el ejercicio aeróbico regular, que colaboren con el bienestar.

conclusion

Migraña, una Enfermedad Neurológica

La migraña es una enfermedad neurológica primaria, consiste en un dolor de cabeza que se inicia en forma relativamente brusca, la mayoría de las veces con dolor en un lado de la cabeza, con náuseas o vómitos y molestia  a la luz o a los ruidos.

Puede durar 30 minutos a 72 horas. El dolor se agrava con la actividad física, lo que obliga a suspenderla y recostarse si fuera posible.

luz

Si el dolor es precedido por síntomas neurológicos, como por ejemplo molestias visuales (muy frecuentes), problemas motores como debilidad, entre otros, se llama migrañas con aura o migrañas clásicas, que en general se presentan hasta 20 – 30 minutos antes del inicio del dolor.

Si existen antecedentes de haber presentado episodios de migrañas previos y antecedentes familiares es determinante aunque no es excluyente de diagnóstico del mismo.

¿Qué causa la migraña?

En la actualidad se sostiene que existe un mecanismo generador en el cerebro del individuo con migraña, determinado genéticamente. Este generador es vulnerable a distintos estímulos exteriores e interiores, que generan cambios eléctricos y químicos en el cerebro que llevan a la sensación dolorosa.

Los desencadenantes son aquellos agentes físicos, químicos o psicológicos que pueden provocar un dolor de cabeza. Es muy importante detectarlos porque el hecho de identificarlos, hace que podamos evitarlos y ahorrarnos unas horas o días de dolor de cabeza.

Factores desencadenantes más conocidos, se puede mencionar:

1-Psíquicos: situación de estrés, relax luego de un intensos estrés, pérdidas importantes (muerte, divorcio, desempleo), mudanza, exámenes. Etc.

2-Hormonales: menstruación, post menopausia, embarazo, anticonceptivos, ovulación.

3- Dietarios: ciertos alimentos, chocolate, cafeína, alcohol, ayuno.

4- Ambientales: frío, calor, viento, luces intensas, viajes, altura, ruidos, fiestas.

5- Actividad física: fatiga, esfuerzo, actividad sexual, tos, estornudos.

6- Medicamentos: vasodilatadores, antihipertensivos, antiulcerosos, bloqueantes cálcicos, hormonas, antibióticos, diuréticos, abuso de analgésicos.

7- Otros: dormir demasiado, dormir menos de los habitual, cambios de clima.

¿A quienes afecta la migraña?

En general no hace diferencias de sexo, edad, raza. La prevalencia varía de acuerdo a la edad y sexo, siendo la prevalencia promedio de 7% en los hombres y 18% en mujeres. La edad de mayor incidencia es entre los 20 y los 45 años.

Es esperable que si los dos padres tienen migraña, el 70% de los hijos podrán padecerla y solo el 45% cuando solo un padre la padece.

trabajar

Se encuentra entre las enfermedades más frecuentes en producir discapacidad y entre las primeras enfermedades que deterioran la calidad de vida.

La Organización Mundial de la Salud la clasifica n°19 entre las enfermedades más discapacitantes. La persona con migraña se ve limitada para realizar su trabajo, atender a su familia o realizar una actividad socio-laboral.

¿Cómo se diagnostica?

cefalea

El médico debe evaluar la presencia de ciertos indicadores clínicos como por ejemplo:

. Historia previa de dolor de cabeza, es decir cuánto tiempo hace que padece dolores de cabeza.

. Historia familiar, ya que si hay presencia de dolores de cabeza en familiares directos es un dato que favorece al diagnóstico.

.Examen neurológico normal

.Estudios complementarios de laboratorio e imágenes normales.

. Características del dolor: es un elemento clave para realizar el diagnóstico correcto. Es migraña cuando el paciente refiere dolor muy severo, generalmente pulsátil, ubicado en un lado de la cabeza, acompañado de palidez, náuseas o vómitos, molestias con la luz y los ruidos, empeoramiento con la actividad y duración prolongada de 4 a 72h.

 ¿La migraña puede ser tratada?

Existen dos alternativas principales en el tratamiento del dolor de cabeza, que deberían ser complementarias:

– Tratamiento farmacológico:

medicacion

Puede administrarse para el ataque de la migraña en si misma, como también para prevenir posibles crisis futuras, pero siempre bajo la supervisión del médico.

– No farmacológico:

     Espectro amplio de actividades que pueden contribuir a mejorar el dolor de cabeza, este tipo de terapias es algo muy personal y para algunos casos son de mucha ayuda y para otros carece de efectividad. Por ejemplo:

yoga

. Yoga

.Ejercicios de relajación y respiración.

. Masajes.

.Acupuntura.

. Buena alimentación.

. Etc.

La persona que padece migrañas, puede  desencadenar una invalidez social, familiar y laboral, comprendida sólo por los afectados, ya que suele ser desjerarquizada y vista como exageradas por los demás. Por eso es recomendable consultar con su médico, para realizar un tratamiento que sea eficaz para mejorar su calidad de vida.

Fármacos relacionados con el desarrollo de Demencia

Existen algunos medicamentos que se utilizan de forma habitual que presentan efectos secundarios indeseados si se consumen altas dosis y durante tiempos prolongados.

Un estudio recientemente publicado en la revista Journal of the American Medical Association – Internal Medicine (JAMA Intern Med.), aporta la evidencia más sólida hasta el momento sobre el aumento en el riesgo de desarrollar demencia inducido por los medicamentos anticolinérgicos.

Variety of sleeping pills on clock face

Los fármacos anticolinérgicos entre los que se encuentran antidepresivos tricíclicos, como la doxepina, antihistamínicos de primera generación, como la clorfeniramina, y antimuscarínicos para el control de la vejiga, tales como oxibutinina, podrían aumentar el riesgo de desarrollar demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

Este estudio ha analizado durante más de siete años, una muestra superior a 3.500 personas, si existía un vínculo entre el consumo de estos medicamentos y un mayor riesgo de demencia. Según los investigadores, es el primer estudio que muestra una respuesta con relación a la dosis: a mayor consumo de medicamentos anticolinérgicos, más riesgo de desarrollar demencia. Como también refieren que este riesgo de demencia puede persistir y puede no ser reversible incluso años después de que se dejen de administrar.cerebro

Los efectos anticolinérgicos se producen porque algunos medicamentos bloquean el neurotransmisor llamado acetilcolina en el cerebro y el organismo, lo que puede causar muchos efectos secundarios, como somnolencia, dolor de garganta, retención de orina y sequedad en la boca y los ojos.

Los adultos mayores deben ser conscientes de que muchos de los medicamentos, entre los que se adquieren sin receta médica, poseen importantes efectos anticolinérgicos“, afirma Shelly Gray, de la Universidad de Washington. Como así también advierte: “nadie debería dejar de tomar cualquier medicación o tratamiento sin consultar a su médico, el es quien debe revisar regularmente los regímenes de medicamentos de sus pacientes de mayor edad para tratar de sustituir los medicamentos anticolinérgicos por otro o usarlos en dosis más bajas”.

Otro estudio realizado con el uso de Benzodiazepinas para tratar condiciones psiquiátricas presentó evidencia científica que esta droga aumenta el riesgo de demencia y muerte.  En general, se utilizan para el control de varios trastornos, como la ansiedad, TEPT, TOC e insomnio, debido a sus efectos ansiolítico e hipnótico-sedante, como también por sus efectos anticovulsivantes y relajante muscular de acción central  (Yates & Catril, 2009.)

insomnio

Entre las benzodiazepinas se incluyen marcas de drogas prescriptas como Valium, Ativan, Klonopin y Xanax. Esta clase de drogas recibió aprobación del Food and Drugs Administration (FDA) en la década de los ‘60 dado que se creía que eran más seguras que los barbitúricos.

La psiquiatra Helene Alphonso opina que dada la evidencia, los médicos deben buscar otros tratamientos más seguros. La limitación del uso de benzodiazepinas es particularmente importante en pacientes a partir de 65 años, ya que son más suceptibles de caídas, lesiones, sobredosis accidentales y muerte al tomar las drogas.

La American Geriatric Society en el año 2012, las etiquetó de ‘inapropiadas’ para tratar insomnio, agitación o delirio por estos riesgos. La Dra. Alphonso considera que, debido a esta fuerte correlación entre el consumo de las benzodiazepinas y el desarrollo de Alzheimer y otras demencias, se debe evitar esta clase de drogas como terapia de primera línea.

Una revisión canadiense de 9.000 pacientes, encontró que aquellos que habían consumido benzodiazepinas por tres meses o menos tenían el mismo riesgo de demencia que aquellos que nunca lo habían hecho. Por otro lado, tomar la droga por tres a seis meses aumentaba el riesgo de desarrollar Alzheimer en un 32%. Tomarlas por más de seis meses, alzaba este porcentaje hasta llegar a un 84%. Resultados similares fueron encontrados por investigadores franceses que estudiaban a más de 1.000 pacientes de edad avanzada.

adulto

Sin embargo, por otra parte Noll Campbell y Malaz Boustani, del Instituto Regenstrief y de la Universidad de Indiana, sostienen que si el efecto es o no reversible, es algo que se está por determinar. Si bien muchas personas mayores toman dos, tres o más fármacos que tienen un impacto negativo en su función cerebral, aseguran que durante la última década se han llevado a cabo estudios que han encontrado asociaciones entre la exposición a medicamentos anticolinérgicos y el diagnóstico clínico de deterioro cognitivo leve o demencia que podrían ser reversibles.

Mientras que el estudio de Gray sugiere que los efectos cognitivos adversos de los medicamentos son permanentes y conducen a demencia, una condición irreversible, esto significa que los cambios en el cerebro que están causando la demencia no pueden detenerse ni revertirse

Existen medicamentos alternativos que se pueden tener en cuenta como primera opción, aquellos son los ISRS inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, como citalopram (Celexa) o fluoxetina (Prozac) para la depresión, y un antihistamínico de segunda generación como la loratadina (Claritin) para las alergias.

isrs

Es de suma importancia que consulten a su médico y despejen todas sus dudas acerca de la medicación y los efectos a nivel cognitivo que puediesen provocar.

 Referencias:

-Shelly L.Gray, Melissa Anderson, Sascha Dublin, Joseph T. Hanlon, Rebecca Hubbard, Rod Walker et al. Cumulative Use of Strong Anticholinergics and Incident Dementia: A prospective Cohort Study. JAMA Intern med 2015, digital object identifier (doi): 10.1001/jamainternmed.2014.7663.

– American Osteopathic Association EurekAlert. Rick Nauert PhD.

Test de apercepción infantil (CAT-A y CAT-H)

Les compartimos el Test de apercepción infantil (CAT-A y CAT-H).

¿Cuál es su finalidad?

Se trata de un test proyectivo con el cual es posible interpretar tanto el conocimiento aperceptivo como el expresivo del niño.

Este tipo de test nos da información sobre los posibles conflictos infantiles que pueden tener los niños y a su vez, conocer sus vínculos con las figuras más próximas, como así también nos ayudará a obtener la información necesaria para poder encontrar el mejor tratamiento.

Test-de-apercepción-infantil

Características

Este test se administra a niños y niñas de entre 3 a 10 años.

Se utilizan dibujos de animales en lugar de humanos ya que los estudios demuestran que los niños se identifican con mayor facilidad con ellos y desde pequeños forman parte de nuestros sueños y nuestras relaciones.

El CAT-A está compuesto de 10 láminas en la que se ve dos escenas genuinas.

Se utiliza en el psicodiagnóstico, la fase previa a comenzar un tratamiento. Este test se administra tras los test gráficos, no se suele utilizar como la primera técnica de la batería.

Antes de presentar el test al niño se le explica qué es lo que esperamos que haga, para ello le daremos una consigna sencilla: “Te voy a mostrar algunos dibujos, desearía que hagas un cuento con cada uno, donde me digas qué pasó antes, qué pasa ahora y qué pasará después.”

Para descargar:

Láminas CAT-A: las imágenes están comprimidas en formato RAR.

Láminas CAT-H: las imágenes están comprimidas en formato RAR.

Manual de aplicación CAT-A: en formato PDF.

Presentación CAT-A y CAT-H: presentación de ambos tests CAT-A y CAT-H.

Resumen CAT-A y CAT-H: resumen de ambos tests CAT-A y CAT-H.

Para descomprimir las láminas, puede utilizar algún programa como Winrar.